domingo, 13 de febrero de 2011

EFECTO DOMINÓ

Hoy he visto este video en un muro de facebook. Es un cuendo de Bucay. No es que me encante este autor, pero reconozco que hace muy buenas reflexiones. Es que yo, durante mucho tiempo estuve "enganchada" a libros de autoayuda, a escritores de estos que "te hacían pensar", y creo que llegué a un grado de saturación importante. El caso es que porque yo piense así, no significa que este autor, no sea un gran autor y que haga mucho bien.

Este cuento, que es cortito y por tanto no os aburrirá, habla de la relación entre dos personas, entre hombre y mujer, del amor humano entre una pareja. Para ellos parece que está escrito, y el título es así como más o menos "estar sólo no es casual".

Cuando lo he escuchado, se me vienen a la cabeza muchas cosas que podría decir acerca de este cuento. Pero creo que algunas de ellas son demasiado personales para contarlas aquí, así que me las quedo para mí. Que ser aficcionada a internet, a las redes sociales, a los blogs, no quiere decir que uno tenga que ser tan tan tan transparente que toda su intimidad circule por el ciberespacio. Jo, espero que no suene muy muy borde (debe ser esta lluvia y frio que de repente se ha instalado el que me hace sentirme así)

Hay algo que sí me encantaría compartir con todos vosotros. Esto que supongo que el autor lo escribió pensando en la pareja, es algo que podemos aplicar a todos los tipos de amor. El amor de unos entre otros, el que tienes que tener con tus hermanos de sangre, con tu familia, con tus vecinos, con tus compañeros, con el señor que te cruzas en el tren y del que no sabes ni su nombre, con la cajera del supermercado.....con el mundo mundial en pocas palabras.

Esto es como creer en los Reyes Magos. Creer en un mundo donde nadie fuera capaz de hacer daño a nadie. Un mundo donde todos hiciéramos lo posible por evitar "una noche de sufrimiento" a alguien....

!qué bonito sería ese mundo !!! Ese sería el mundo ideal en el que a todos nos encantaría vivir. Ese sería el mundo ideal en el que todos soñamos. Pero la existencia de ese mundo sólo depende de nosotros. En nuestras manos está.

Si cada uno de nosotros "evitara una noche de dolor a alguien", ese efecto dominó haría que el mundo fuera capaz de sonreir porque todos sus habitantes ´serían felices.

¿y tú? vas a ser de los que impulsen la siguiente ficha del dominó o de los que la paren




No hay comentarios:

Publicar un comentario

This Day in History