lunes, 29 de septiembre de 2008

ES MI AMIGA

Inés es una muy buena amiga nuestra. Yo diría que algo más que una amiga. Junto a su marido y sus tres hijos, forman parte ya de nuestra familia.

A ella le encanta la poesía. Cuenta que cuando sus hijos eran pequeños, a veces, en lugar de leerles cuentos, les leía poesias.

Lo debió heredar de su padre, que además de gustarle, las escribía. Yo he visto el libro de poesías de su padre. Un tesoro de cuaderno que ella guarda con todo el cariño.

Me sugería, que pusiera en mi blog un espacio para la poesia. Los que me conocéis sabéis que no me gusta mucho. Pero en honor a ella, he creado este espacio. Os iré poniendo las que me vaya enviando. Y si me da permiso, os pondré una foto para que todos podáis ver su sonrisa (aunque ahora la tenga un poquito empañada).

A la derecha, tenéis un enlace directo al blog "Rincón de las poesías de Inés". Espero que las disfrutéis.

Un abrazo muy fuerte a la familia García Barbosa

PRIMERA EXPERIENCIA DE VOLUNTARIA




En el Santuario de Schoensttat de Pozuelo, hoy hábía una peregrinación de enfermos. Si no conocéis los Santuarios, os recomiendo que vayáis un día a hacerle una visita a la Mater. Son como un trocito de cielo. Pura paz.


En casa recibimos una imagen de la Virgen Peregrina desde hace un año y medio. Puede que alguien piense que fue casualidad, pero no, las casualidades no existen. Todo ocurre por algo.
Hemos ido toda la familia. Aquí tenéis unas fotos de María, en su primer trabajo como voluntaria. Desde que llegamos, estaba deseando poder llevar a alguno de los enfermos que llegaban continuamente en los coches. Desilusionada por no poder llevar a nadie, entró en Misa. Especialmente le llamó la atención un niño enfermo que estaba sentado delante de nosotros. Me dijo, "esta noche voy a rezar por él y por todos los que están aquí". Después de darme a mi la paz, se fue a darle un beso a este niño. La cara de agradecimiento del padre es algo que me gustaría que ella pudiera recordar. Solo por los minutos de felicidad que le regaló a ese padre, ha merecido la pena la peregrinación.
A la salida, cogió una silla y se puso a esperar, hasta que por fin, un señor de 95 años le pidió que lo llevara. ¡ que contenta se puso!. Por fin iba a poder ayudar.
El trayecto de la Iglesia al Santuario no es largo, pero había que subir una cuesta. No me dejaba ayudarla. Empujó y empujó hasta que consiguió llevarlo hasta el Santuario para que le dieran la bendición personal.

No os tengo que decir lo orgullosos que estamos de ella.










domingo, 28 de septiembre de 2008

PARA LOS QUE TENEMOS MÁS DE 40


video

¿Cuantas veces nos hemos ido a la cama con esta canción? ¿Os habéis sentido mayores viéndolo? No os desaniméis. Aquí tenéis la solución:

" Dicen algunos que, a cierta edad, después de los cuarenta, nos hacemos invisibles, que nuestro protagonismo en la escena de la vida declina, y que nos volvemos inexistentes para un mundo en el que sólo cabe el ímpetu de los años jóvenes.

Yo no sé si me habré vuelto invisible para el mundo, es muy probable.Pero nunca como hoy fui tan consciente de mi existencia, nunca me sentí tan protagonista de mi vida, y nunca disfruté tanto de cada momento como ahora.

Ahora se que no soy la princesa del cuento de hadas y que no necesito que me venga a salvar un príncipe azul en su caballo blanco, porque ni soy una princesa, ni vivo en una torre, ni tengo a un dragón que me esté custodiando. Hoy solo se que tengo a Dios en mi corazón.

Hoy me reconozco mujer, capaz de amar. Se que puedo dar sin pedir, y puedo y debo dar mucho porque la felicidad está en dar, en servir, y el hacerlo me hace sentir feliz.

Por fin encontré, hasta ahora, al ser humano que sencillamente soy, con sus miserias y sus grandezas.Descubrí que puedo permitirme el lujo de no ser perfecta, de estar llena de defectos, de tener debilidades, y de equivocarme y, a pesar de todo, se que Dios me ama así como soy y que puedo, si me lo propongo, ser cada día un poquito mejor.Y por eso, me siento bien.

Y por si fuera poco, saberme querida por muchas personas que me respetan y me quieren por lo que soy, si,… así un poco loca, mandona y muchas veces terca. También cariñosa, habladora, besadora, abrazadora y a veces por algún motivo, triste, por que también tengo mis momentos tristes, esos en que pongo mi cara larga con un aire de pensante y me da por llorar.

Cuando me miro al espejo ya no busco a la que fui en el pasado,... sonrío a la que soy hoy,... me alegro del camino andado, y asumo mis errores.¡Qué bien no sentir ese desasosiego permanente que produce correr tras los sueños!¡Que bien! Ya aprendí a tener paciencia y a no juzgar, no decir mentirás y a cómo orar.He tardado pero he cambiado, eso es bueno,… ¿verdad?

Hoy sé, por ejemplo, que no puedo retener el mar, aunque cuando estoy ante él, quisiera nunca tener que dejarlo!.Lo contemplo y, cuando llega el momento de partir, me despido diciéndole.¡Hasta pronto!


También hoy sé que mis amigos y amigas son peregrinos del mismo camino, y que en cualquier momento nos encontramos y nos queremos.

Hoy sé que nadie es responsable de mi felicidad, solo yo!!!Porque solo de mí depende darle cabida, a Dios, en mi corazón.

Hoy sé que la vida es bella…….Hoy vivo la vida así como es, bonita con sus ires y venires, con sus amores y desamores, con sus ratos de marea baja, con sus puestas de sol, con su ruido incesante. Sólo quiero dejarla correr. No quiero pedirle nada. Sólo quiero darle gracias a Dios por lo que me regala día a día y ¡tengo tanto!... realmente, nada merezco pero, Él me lo da. Hoy me doy cuenta que no soy una mujer invisible.Porque aprendí que DIOS, siempre, está en mi camino!!!!! "
(Anonimo)

A mi me ha costado cuarenta años entenderlo, pero por fin lo he conseguido.

Hasta pronto !!!!

viernes, 26 de septiembre de 2008

EL ABORTO


Mucho mejor que yo, lo explicó la Madre Teresa

"El aborto mata la paz del mundo...Es el peor enemigo de la paz, porque si una madre es capaz de destruir a su propio hijo, ¿qué me impide matarte? ¿Qué te impide matarme? Ya no queda ningún impedimento.
A todos los jóvenes les digo: Ustedes son el futuro de la vida familiar; son el futuro de la alegría de amar. Mantengan la pureza, mantengan ese corazón, ese amor, virgen y puro, para que el día en que se casen puedan entregarse el uno al otro, algo realmente bello: la alegría de un amor puro.
Pero, si llegaran a cometer un error, les pido que no destruyan al niño, ayúdense mutuamente a querer y a aceptar a ese niño que aún no ha nacido. No lo maten, porque un error no se borra con un crimen. La vida del fruto de ese amor pertenece a Dios, y ustedes tienen que protegerla, amarla y cuidarla. Porque ese niño ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y es un regalo de Dios.
La vida de cada ser humano, como que ha sido creación de Dios, es sagrada y de infinito valor, porque El nos ha creado a todos nosotros, incluso al niño recién concebido. La imagen de Dios está en ese niño que aún no ha nacido. Por eso, pienso que aquellas naciones que destruyen la vida legalizando el aborto son las más pobres, porque temen alimentar a un niño más y, por eso, agregan un cruel asesinato más a este mundo.
En Calcuta tratamos de combatir el aborto mediante la adopción. Me gustaría abrir muchos de estos centros para niños en los países que han aceptado el aborto. En los que tenemos por toda la India nunca tuvimos que rechazar a ningún niño, y todos están felices en sus nuevos hogares.
Es maravilloso pensar que Dios ha creado a cada niño. Leemos en las Escrituras que Dios nos dice: "Aún si una madre llegara a olvidar a su hijo, yo no te olvidaré. Te llevo grabado en la palma de mi mano. Eres valioso para mí. Y te he llamado por tu nombre."
Estoy convencida de que los gritos de los niños cuyas vidas han sido truncadas antes de su nacimiento, hieren los oídos de Dios.
Muchos se manifiestan preocupadísimos por los niños de la India o por los de África, donde tantos mueren, sea por desnutrición, hambre o lo que fuera. Pero hay millones deliberadamente eliminados por el aborto.
Por eso elevo mi voz en la India y en todas partes; hagamos que todo niño, nacido o no, sea un niño deseado. El aborto va en contra del mandamiento del amor.
Creo que si los países ricos permiten el aborto, son los más pobres y necesitan que recemos por ellos porque han legalizado el homicidio.
Jesús entregó su vida por amor a nosotros. Así, una madre que está pensando en abortar debería ser ayudada a amar; es decir, a poner en segundo lugar sus proyectos y su tiempo libre, y a respetar la vida de su hijo. También el padre del niño, quien quiera que sea, debe mostrarse disponible.
Todo país que acepta el aborto es porque su gente no ha aprendido a amar, sino que recurre a la violencia para obtener lo que quiere.
Jesús dijo: "El que recibe a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe." Al adoptar un niño, esas parejas reciben a Jesús; por el contrario, al abortar, rechazan a Jesús.
Por favor no matéis a los niños, yo los quiero. Con mucho gusto acepto todos los niños que morirían a causa del aborto.
El aborto empobrece a la gente desde el punto de vista espiritual; es la peor pobreza y la más difícil de superar.
Cuando le dicen a la Madre Teresa que hay demasiadas criaturas en la India, ella responde: ¿Piensa usted que hay demasiadas flores en el campo? ¿Demasiadas estrellas en el cielo? Mire a esta niña, es portadora de la vida; ¿no es una maravilla? ¿Cómo no quererla?"

jueves, 25 de septiembre de 2008

EL COLEGIO MARAVILLAS SE VISTE DE LUTO

Ha muerto el Hermano Pablo. Era toda una institución en el colegio. Amable, cariñoso con los niños y con los bolsillos de la sotana siempre llenos de bolitas de anís, dispuesto a repartirlos. Los niños lo sabían, y le tiraban de la sotana hasta que se los daba.


Personalmente no lo conocía mucho, pero las veces que me lo crucé por los pasillos del Maravillas, siempre tuvo una sonrisa amable para mi.


Los alumnos lo querían. Prueba de ello es que han tenido que celebrar dos funerales. Había tanta gente que no podían entrar en la Iglesia.


Dieron un díptico en su memoria. Lo he escaneado y lo tengo en pdf, pero no soy capaz de subirlo al blog (seguiré intentándolo). Copiaré lo que más me ha gustado.

"Que quienes enseñan a otros no son más que la voz que preparan los corazones y que a Dios corresponde disponerlos para recibirlos" SJB de la Salle

La siguiente reflexión no sé de quién es. La he leído también en otros funerales que se han celebrado en el colegio. Pensarla. Me parece preciosa

"Cuando ya no perciba ni mi propio silencio surgirán como estrellas las palabras de Dios,

cuando ya no distinga ni el pulso de mis venas, habrá sitio en mi cuerpo para que venga Dios,

cuando ya no me asuste salir al universo, me abrazarán los brazos amorosos de Dios"

Y por último, esta sencilla poesía que puede resumir lo que ha sido una vida entera dedicada a la enseñanza.

"Tú me enseñaste a volar, con alas de pajarillo,

cuando no era más que un niño, sin miedo a la libertad.

No envejecerás jamás, amigo, hermano, maestro,

siempre como un padre nuestro, en boca de algún chaval.

Te han robado el corazón, los muchachos en la escuela,

ellos pasan, tú te quedas, algo de tí llevarán.

Tu decidiste volar, dejando crecer a todos,

cada cual pudo tener a su modo, su sueño de libertad.

Nunca he podido olvidar, aquella lección pequeña,

cada cual es lo que sueña, sueñe un poco cada cual......"

Descansa en paz, Hermano Pablo.




MI SEGUNDA ENTRADA

En estos días, estoy luchando con el teclado, para ir dándole forma al blog. Dicen que es fácil, bueno, a mi hay cosas que me están costando. Pero como dice el refrán "sarna con gusto no pica". Venceré al ordenador, creo que llegaré a hacer algo presentable, aunque no sé si interesante.

También creo que tengo decidido a qué lo voy a dedicar. Me gusta mucho leer, y llegan a mis manos meditaciones, frases, presentaciones que me parecen preciosas, y que me gustaría compartir con vosotros.

Hoy voy a transcribir una meditación de Oscar Schmith.

SI FUERAMOS BUENOS

"Si fuéramos buenos, querríamos estar siempre últimos, y no primeros. Rogaríamos no ser invitados al escenario, ni a tomar el micrófono, ni a estar bajo el haz de los reflectores del mundo.

Si fuéramos buenos, disputaríamos dar lo mejor, y no recibir lo mejor. Insistiríamos ante quienes nos rodean, con fuerza y convicción, en que nos permitan darles lo mejor que tenemos, rechazando lo bueno que ellos nos ofrecen, para que sean ellos quienes lo disfrutan.

Si fuéramos buenos, no pensaríamos mal de los demás, sino que buscaríamos todo el tiempo la forma de comprender los actos de nuestros hermanos, como surgidos de una buena intención.

Si fuéramos buenos, viviríamos la vida con optimismo y esperanza, confiados en que dada día es un regalo maravilloso e irrepetible. Sin lugar para la depresión o las tristezas no justificadas, iluminaríamos el mundo con nuestras alegres miradas.

Si fuéramos buenos, nos alegraríamos infinitamente de todo lo bueno que les ocurre a los demás, sin hacer comparaciones con lo que nosotros somos o tenemos.

Si fuéramos buenos, daríamos gracias cada día a Dios por todo lo que El no nos da, porque ésta es Su forma de invitarnos a compartir Su Cruz.

Si fuéramos buenos, obedeceríamos con alegría a quienes Dios pone en nuestro camino como guías, sean nuestros padres, jefes, o nuestros maestros.

Si fuéramos buenos, buscaríamos por todos los medios no utilizar palabras que puedan herir a los demás, suavizando nuestro lenguaje hasta hacerlo un medio de transmitir hasta la noticia más dura, con ternura y sinceridad.

Si fuéramos buenos, no dejaríamos de hacer aquellas cosas que nos duelan, pero que por amor y justicia corresponden ser hechas.

Si fuéramos buenos, no sentiríamos vergüenza de dar testimonio de ser hijos de Dios, de amarlo por sobre todas las cosas, supeditando todos los actos de nuestra vida a Su Voluntad.

Si fuéramos buenos, seríamos verdaderos paladines en la defensa de la verdad, de la justicia, y de la búsqueda del camino de la luz.

Si fuéramos buenos, no dejaríamos sin ayuda a ese niño que hoy nos pidió dinero en la calle.

Si fuéramos buenos, le diríamos a nuestro padre y a nuestra madre que los amamos, que los necesitamos, y que el mundo no sería el mismo sin ellos."

Tiene pinta que es difícil ser bueno ¿verdad?

Podemos ponernos metas cortas e intentar hacer cada una de estas cosas, pero despacito, para no gastar todas las energías de golpe.

lunes, 22 de septiembre de 2008

BIENVENIDOS

Hola a todos !!!! Desde hace tiempo soy aficcionada a los blogs. Hoy me he decidido a crear el mio. Todavía no sé a qué lo voy a dedicar. Tengo algunas ideas, pero ya veremos....... Espero vuestros comentarios, ideas etc.....



Para empezar, voy a poner una reflexión de Pablo Neruda que espero que os guste. La leí por primera vez en el reverso de un cuadro que nos regaló un amigo en la Navidad de 2007.



Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos proyectos, quien no cambia de marca,
no arriesga a vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú

Muere lentamente quien evita una pasión,
quien prefiere el negro sobre el blanco y los puntos sobre las “ies” a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos,
corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo,
quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño,
quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo,
no preguntando de un asunto que desconoce o,
no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.


PABLO NERUDA

This Day in History