jueves, 30 de septiembre de 2010

ESA HUELGA

Digo yo que es entrada obligada hoy escribir de la huelga....casi se me pasa.
El martes estaba hablando con un amigo por teléfono, y me preguntó ¿qué vas a hacer mañana? me quedé un poco parada, porque miraba el calendario y veía el día en negro, o sea, día laborable. No era consciente que fuera ningún cumpleaños, ...., total, que pensando que estaba un poco floja de reflejos, le dije pues qué quieres que haga, venir a trabajar, ¿por qué? - por la huelga, me contesta.......Anda !!! si se me había olvidado.
La convocaron hace cuanto.....seis, siete meses??? y mira por donde se me olvidó apuntarla en el calendario.......
Es verdad que en los últimos días se escuchaba la palabra en la radio, en la tele. Podíamos leer algo en el periódico....pero era tan irreal que fuera a funcionar que casi que lo puse en mi subconsciente, pero atrás atrás atrás...., allí casi donde acaba el cerebro.
No tiene sentido...., qué tontería una huelga general cuando la gente lo que quiere es trabajar, cuando los que trabajan lo que no quieren es que le quiten más del sueldo de lo que ya le han quitado.
Una huelga que estaba avocada al fracaso desde el mismo día que la convocaron. Y eso que la convocaron con tiempo, para todos tuviéramos tiempo de decidir si la haríamos o no. Y parece que desde el primer día, la mayoría decidió olvidar que el fatídico día era el 29 de septiembre.
Ni se sabía si era contra el gobierno, contra el paro, contra la reforma laboral..., nada, ignorancia total. Ignorancia o pasotismo, porque a ese nivel hemos llegado los españoles.
Pasamos de todo, y de lo que más de nuestro gobierno y nuestra economía.

martes, 28 de septiembre de 2010

AHORA

Ya he hablado muchas veces de esto. Que hay que pensar en el hoy, que el ayer pasó, que para el mañana no sabemos qué pasará......Pero por mucho que lo digamos y lo digamos, que lo repitamos, se nos olvida. Es buenísimo recordarlo muchas veces. Digo yo, que en alguna de esas lo interiorizaremos.
Este artículo ha salido en la revista Mujer Nueva y lo firma Bosco Aguirre.


"Ahora” es una palabra breve, pero que llega muy a fondo, que cambia radicalmente situaciones de modorra, de apatía o de tristeza.

“Ahora” es ahora. No es “antes”, pues lo que ya pasó ya pasó. No es “después”, porque no sabemos qué pueda ocurrir e n unos minutos, en unos días, en unos meses.

“Ahora” implica permitir que inteligencia y voluntad trabajen juntas. Porque muchas veces, en el pasado, la inteligencia decía “quita el polvo del cuarto, abre el libro de matemáticas, escribe esa carta a un amigo, llama por teléfono y pide perdón a quien tanto necesita escuchar tu voz”. Pero la voluntad, remolona, prefería dejar las cosas para luego. Y el luego se alargaba, se alargaba, mientras la inteligencia veía claro y el corazón sentía una pena extraña por no hacer cosas que, de verdad, uno querría hacer... y nunca hace.

Pero la palabra “ahora” ha sonado fuerte y decidida. La voluntad mandó a las manos y cogió el sacudidor, y el cuarto quedó más limpio. El libro abrió sus páginas, y esta vez sí que rindió la tarde de estudio. La carta ya está ce rrada y con sus sellos, y en unos minutos irá al buzón más cercano. Y un amigo ha sentido un nudo en la garganta al escucharme pedir perdón con una voz sincera, deseosa de restablecer esos lazos de afecto que los dos necesitamos en el camino de la vida.

“Ahora”. Así de fácil y así de difícil. Así de simple y así de fuerte.

El mundo se decide, cambia, crece, desde hombres y mujeres que dicen “ahora” para tantas cosas buenas. Por desgracia, también hay quienes dicen “ahora” para cometer un crimen, para lanzar mentiras, para destrozar familias, para promover injusticias en una sociedad en la que sobran las maldades.

Hace falta que millones de corazones buenos, aunque a veces con restos de temor que no terminan de esfumarse, digan fuerte su “ahora”. Entonces algo nuevo surgirá en el planeta: el bien será más fuerte, la alegría llegará más lejos, habrá amor verdadero. Porque el amor es cojo sin “ahoras” decisivos. Pero el amor corre ligero desde esa voluntad decidida que dice simplemente: “ahora”.

domingo, 26 de septiembre de 2010

VOLUNTARIADOS

Hay cosas que hacemos porque no nos queda más remedio. Que no nos gustan mucho, que no nos gustan nada, o que simplemente tenemos la obligación de hacerlas.
¿Cosas que nos dan rabia, que dan trabajo pero que no tenemos más remedio que hacerlo? Cada uno que piense.......Yo por ejemplo odio ir a la compra. Hago la lista con toda la buena intención del mundo, y cuando llego al super veo que se me ha olvidado. Bueno, pues confiemos en la memoria..... Empujar el carro, sacar las cosas en la caja, meterlas en bolsas, de ahí al maletero, del maletero a casa, y de ahí a la estantería correspondiente...., vamos que te mueves las mismas cosas tres o cuatro veces. Si además es una casa con bastante gente, el carro va lleno, el maletero hasta arriba, y el suelo de la cocina cuando has descargado las bolsas ni se ve......Y lo peor de todo, es que algo se ha olvidado, así que hay que ir al día siguiente, porque justo es lo que más necesitabas. Y las cosas se gastan, así que la semana siguiente, vuelta a la misma rutina. En mi casa de Madrid tenía un vecino que me decía con mucha gracia "ya está aquí mi vecina la que siempre lleva una bolsa del supermercado"
Pues eso, que hay cosas que no gustan pero hay que hacerlas. Hay otras cosas que dan mucho trabajo, que no cobras nada por ellas, pero que dan mucha satisfacción.
Esto es una realidad, de ahí que haya tanta gente entregada al voluntariado, que existan tantas ONG´s, tantas y tantas asociaciones sin ánimo de lucro. Cada uno de ellos entrega con su tiempo y su trabajo lo mejor que tiene de sí mismo, y además lo hace sin esperar nada a cambio. Unos defenderán la vida, otros a las ballenas, otros a los necesitados del Tercer Mundo...., cada uno tiene su ideal, y trabaja para sacarlo adelante. A cada uno de los que estamos en este mundo del voluntariado nos mueve una cosa, pero estoy segura que todos recibimos la misma recompensa. Poder hacer algo por la causa que defendemos.
Hoy ha sido el Día de Puertas Abiertas del Seminario de Rozas. Casi 300 personas entre adultos y niños nos han acompañado. Mucho trabajo de organización, pero hecho con mucho cariño. Algunos fallos, pues sí, porque todos los que lo organizábamos somos principiantes en esto. Pero mucho, mucho cariño y mucha alegría en ese trabajo. Hemos sido capaces de transmitir esa alegría y estamos satisfechos con ello.
¿qué destacaría de este día? la Capilla de los niños. Más de sesenta niños, algunos muy pequeños. Era graciosísimo verlos a todos sentaditos, escuchando al sacerdote, y lo más bonito, siguiendo la Misa, contestando....precioso porque a pesar de la corta edad de muchos de ellos, se les ve familiarizados con la celebración de la Eucaristía, y eso es una maravilla. No os puedo poner fotos porque no, vulneraría muchas leyes, pero todavía sonrío al recordar algunas anécdotas de esta Eucaristía.
Creo que los que han asistido se lo han pasado bien, pero lo que no dudo es que los que lo hemos organizado, hemos disfrutado un montón.

viernes, 24 de septiembre de 2010

INCREIBLE ESPAÑA

No daba crédito a lo que estaba escuchando. Por eso me senté en el sillón. Fue tanta mi sorpresa que decidí anoche no decir nada de esto en el blog…..quería asegurarme que no me habían echado nada en la cocacola y que escuché lo que decían.

Así que hoy, en los marujeos de la puerta de la oficina cuando bajamos a fumar un cigarro, he sacado la conversación. Al ver la cara de sorpresa de mis compañeras, me he dado cuenta que de borracha nada, que era real como la vida misma.

Belén Esteban, la princesa del pueblo se presenta a las elecciones.

Esto ya es malo. Simplemente que haya una cadena de televisión que ponga una musiquita en pantalla de la canción famosísima de Pretty Woman, y en la que se van alternando fotografías de Julia Roberts y de Belén Esteban.

Julia Roberts, la que ha sido mi ídolo hasta hace unos días. Bueno, no ha dejado de serlo, pero ha descendido algunos escalones. Vamos, no me digas, pasar de hacer películas con Richard Gere a hacerlas con Bardem….ayayay esta chica, con el glamour que tiene, con ese estilazo, con lo sencilla y buena persona que dicen que es, y anda que con la familia española que se ha juntado. Esperemos que no piense que todos los españoles somos como ellos.

Pero independientemente de eso, que para gustos no hay nada escrito, pobrecilla si hubiera visto sus fotos mezcladas con las de la princesita del pueblo...., y querido pueblo español, que no queremos que nos nominen esta princesa…que ya nos vale con las que tenemos……nos gustarán más o menos, pero al menos son eso, princesas. Que valemos mucho el pueblo español para que ni siquiera piensen que nos merecemos pensar algo parecido.

Y si ya de princesa del pueblo me parece fatal, imaginaros cuando proponen en la tele qué pasaría si se presentara a las elecciones…..casi me da un patatús, porque ya me parece que proponerlo es tacharnos a los españoles de tontos del bote, pero es que no queda aquí la cosa, que parece que si se presenta tendría más votos que algunos partidos políticos de esos que suenan de toda la vida. Y para mayor sorpresa, parece que hay comunidades autónomas donde ganaría por amplia mayoría, incluso desbancando a los partidos de primera línea.

No, no puede ser. ¿os la imagináis contando las historias de su Andreita y sus peleas con Jesulín en una reunión de esas megaimportantes con mandatarios de todos los paises europeos ¿??? Anda que si ahora somos ya el hazmerreír con nuestro presidente, imaginaros qué pasaría si esto llega a buen término.

No puede ser, prefiero pensar que le día de los inocentes ha cambiado y que lo que ayer se escuchó en la tele no ha pasado en realidad.

INCULTURA

Inculta, esa es la palabra que me define, si ya lo he dicho muchas veces.
"es que no se puede saber de todo", esto es lo que dirían algunos. Y digo yo, vale, que no se puede ser experto en todo, pero no saber casi de nada....., eso es grave. Y eso es lo que me pasa a mí últimamente.
Hay una cosa a la que ya le he perdido el miedo, eso lo va dando la edad. Y es el miedo a preguntar. Recuerdo las primeras reuniones rodeada de ingenieros. Empezaban a hablar de medidas, de unidades, de máquinas, etc....y yo como una tonta, no preguntaba nada, no me enteraba de nada, y se me quedaba una cara de boba tremenda. Para colmo, estamos hablando de la época en la que no teníamos internet, con lo cual no era fácil llegar a casa y ponerse al día en palabrejas extrañas.
Un día decidí que no, que no pensaba más quedarme en la ignorancia, y que oye, aunque trabajase en una ingeniería, no tenía por qué saber lo que ellos necesitaban seis años para aprender. Así que rompí el hielo, y empecé a preguntar. Cada vez que escuchaba algo que no entendía preguntaba. Así empecé a familiarizarme con palabrejas como "arriostrado",, con unidades de medida etc etc....
Y como vi que me iba bastante bien utilizando este método, seguí y seguí preguntando, y así he ido aprendiendo un poquitín de muchas cosas.
Pero llegamos a las letras, y aquí como si que no las utlizo para nada, salvo para escribir, pues me vuelvo a enfrentar con mi propia ignorancia. Ayer sin ir más lejos, alguien me enseñó un fragmento de un libro que había escrito Cervantes. Y claro, inmediatamente, pensé en "El Quijote", pues mira por dónde no era ese libro.
El Quijote, y ya he hablado de esto en mi blog, es mi asignatura pendiente, quizá estará ahí pendiente hasta que me jubile. Pero no queda ahí la cosa, es que soy tan sumamente inculta que igual que pienso que necesitas media vida para leer este libro, pues que el ator se pasó la vida entera escribiéndolo, que no le había dado tiempo de hacer otra cosa. Y mira por dónde no...., al menos escribió otra cosa.
Pero es que una es de ciencias....si ya lo decíamos nosotros, "el que vale, vale y el que no para letras" jejeje....anda que no se mosqueaban mis amigos los que estudiaban derecho o filosofía cuando nos escuchaban esto. Ahora, como ya os he dicho que me paso la vida entre ingenieros, muchas veces escucho "el que vale, vale, y el que no para empresas", jejejeje, y bueno, pues no me voy a mosquear ¿no?, ni mucho menos.
Así que bueno, como la edad también da tanta tranquilidad en tantas cosas, pues aquí estoy, feliz, asumiendo mi incultura, y pensando que no me voy a dedicar ahora a conocer toda la vida y obras de todos los autores, ni aunque se apelliden Cervantes.

lunes, 20 de septiembre de 2010

VIRGEN DE LOS DOLORES


Hace unos días me dejé una entrada a este blog pendiente. La de la Virgen de los Dolores. Aquí está, procuro cumplir lo que prometo.

Esta es la Virgen de los Dolores de Córdoba. En su Iglesia me casé hace 21 años. De entre todas las Iglesias que hay en Córdoba, que son muchas, elegí esta. Nada es fortuito, la providencia hizo su trabajo.

Dicen en mi tierra que no es bueno que llueva en las bodas, que eso significa que vas a derramar muchas lágrimas en tu matrimonio. Pues bien, el día de mi boda hizo un sol espléndido. No derramé muchas lágrimas en mi matrimonio, las justas, y seguro que por tonterías que ahora ni recuerdo. Las lágrimas han venido después.

La Virgen de los Dolores con su corazón "traspasado", tal como se lo anunciaron. muchos años antes. Con lágrimas en los ojos. No hubo lágrimas mientras estuvo al pie de la Cruz, las lágrimas vinieron después, con la soledad, con la pérdida física de Su Hijo.

La Virgen de los Dolores, que a pesar de su fortaleza, de su entrega sin límites, de su confianza absoluta en Dios, no puede menos que señalar con esas lágrimas que su capacidad de dolor se había visto desbordada.
La Virgen de los Dolores, que a pesar de su "sí incondicional", sufre y llora. Ella tampoco escapa del Valle de Lágrimas y de la Cruz.
Si la Virgen con todas sus virtudes es capaz de llorar, ¿por qué no vamos a avergonzar los demás de hacerlo?
Si la Virgen tuvo su Cruz, ¿por qué los demás nos vamos a escapar de ella?

domingo, 19 de septiembre de 2010

IGUALES O NO 2ª PARTE

La segunda parte de esta entrada María, tal como te prometí va para tí. Bueno, permíteme que también sea para tu hermana..... al fin y al cabo, estás acostumbrada a "compartir" con ella.
Ya eres médico. Ya has llegado a cumplir ese sueño que tenías desde pequeñita cuanto te dedicabas a poner vendas a tus muñecas. A todos nos hacía tanta gracia verte !!!! No era lo normal. Otras niñas se dedicaban a cambiar de vestidos a sus muñecas, a darles de comer, ...., y los tuyos estaban siempre en la consulta del médico.
Iguales y diferentes. Así sois vosotras, tu hermana y tú. Pero no por eso podría decir que una mejor ni peor. Las dos sois fantásticas y estoy completamente segura que triunfaréis en vuestra carrera. Lo vuestro es vocacional, no me cabe ninguna duda. Lo he vivido en directo con vosotras, en una situación que si para mí no era fácil, para vosotras peor todavía porque se mezclaban dos sentimientos muy fuertes.
Por un lado el cariño. No me cabe ninguna duda del inmenso cariño que las dos teníais a vuestro tío. A él tampoco. Se lo habéis demostrado infinitas veces. Cuando lo llamábais para preguntar cómo estaba, vuestra compañía en las visitas a los médicos, ..... , ahora sonrío todavía cuando una mañana lo llamaste por teléfono y como estábamos en el coche con el manos libres yo estaba escuchando. Tenía molestias en el estómago, y tú le habías dicho que convenía que tomase una medicina . Tu llamada era para preguntarle si ya se la había comprado. Lo conocías muy bien, y tenías tus dudas....... Recuerdo cuando colgó, lo orgulloso que se sentía de vosotras y me dijo algo así como que las compraría rápidamente porque si no le ibas a regañar.
En eso te pareces a mí. Tu tono de voz es a veces muy impositivo, como el mío. Cuando estamos convencidas que estamos cargadas de razón, queremos que la gente nos escuche y nos haga caso. No sé si esto es un defecto o una virtud. Bueno, yo te doblo casi en edad, lo llevo haciendo toda mi vida, y no me ha ido mal, por si te sirve de consejo. Tú Raquel, eres más dulce que nosotras, más como tu madre. Tampoco le ha ido mal ¿no? cada uno es como es.....
Vuestro cariño, mezclado con vuestra discreción. Sabiais lo que iba a pasar. Por vuestra formación, erais conscientes de cual sería el "siguiente paso". Os tengo que agradecer esa discreción. Nunca nos contasteis las cosas que vendrían. Hay gente muy atrevida que me nos ha anticipado tantas cosas !!!!... Nuestra ignorancia jugó a nuestro favor, y quizá vivimos un poco más tranquilos por desconocimiento a lo que tendría que llegar. Gracias por esto. Con inmenso cariño nos dabais "pinceladas". Algunas veces las entendíamos y os preguntábamos. Otras veces ni eso siquiera. Dios debía de poner un velo en nuestra mente para que no escucháramos aquello que no nos convenía.
Fue para el tío Carlos una tranquilidad y un lujo teneros a vosotras (bueno, y a vuestros padres que no los puedo olvidar aquí).
Vuestro papel fue difícil. Yo tardé en darme cuenta. Un buen amigo médico, Paco, alguien que también nos quería mucho y que tiene más experiencia que vosotras me lo hizo ver. También se lo agradezco infinitamente. También fue un lujo tenerlo entre nosotros. Para un médico es difílcil mezclar el cariño con vuestra profesionalidad. A tu hermana, por eso de llevarte dos años y estar ya ejerciendo, le cargué las espaldas sin darme cuenta. Es que la ignorancia es muy atrevida, y yo de esto entendía bastante poco.
Por todo esto que cuento aquí, y por lo que no cuento, pero que vosotras conocéis, el otro día cuando escuché a tu compañero hablar del caso de la señora de más de sesenta años a quien había que darle la noticia de su enfermedad incurable,....., no pude menos que acordarme de vosotras dos. De como hicísteis las dos un aunténtico master en pocas semanas.
Tu compañero dijo que a ningún arquitecto le gusta ver caerse su edificio. A vosotras se os derrubó el vuestro, y quizá demasiado pronto en vuestra corta carrera profesional. Y no un edificio cualquiera, uno a quien os unía muchas cosas. Y soportásteis su caida de una forma admirable.
Todo esto quizá nunca podrá figurar en vuestro currículum, ni os dará ningún punto adicional respecto a vuestros compañeros, pero será algo que llevaréis en vuestro corazón, siempre.
No me cabe duda que podréis tener mucha más empatía con los familiares de un paciente desconocido cuando tengáis que decirle algo parecido a esto. No me cabe duda que de esta experiencia se beneficiará mucha gente, porque vosotras ya no hablaréis en "abstracto", imaginando lo que es eso. Lo conocéis de primera mano, y sabéis el dolor que esa noticia va a producir en quién la escuche.
No me cabe ninguna duda. Seréis BUENAS MÉDICOS BUENAS. He sentido vuestros abrazos, he visto vuestras lágrimas, he visto vuestro buen hacer como médicos...... enhorabuena !!!!!
Os quiero un montón y sois conscientes que vuestro tío también.

sábado, 18 de septiembre de 2010

IGUALES O NO 1º PARTE

Parecen iguales pero no lo son.
Acto de graduación en la facultad de medicina hace dos años. El de mi sobrina Raquel. Sería también en septiembre, seguro que unos días antes de comenzar a escribir en este blog. Unos días después le dediqué esta entrada. BUENOS MÉDICOS BUENOS
Han pasado dos años. Ayer le tocó el turno a María. El mismo sitio, la Universidad Autónoma de Madrid. El mismo decano, la misma ambientación, el mismo color amarillo de las bandas, las mismas caras de alegría de los recién licenciados, las mismas ilusiones puestas en el futoro, algunos de los discursos también los mismos (para qué nos vamos a engañar). Hasta aquí más o menos las cosas que son iguales.
Mención especial son los protagonistas de este acto. Todos chicos y chicas de poco más de veinte años. Han estudiado duro durante muchos años de su vida. Primero para merecerse entrar en esa carrera y en esa universidad. Después para llegar a colocarse esa banda que tantas horas de estudio ha costado. Las caras son diferentes a las que ví hace dos años. No tienen nada que ver con ellos en lo externo, tampoco seguro con ninguno de los miles de colegas que han pasado por ese estrado durante décadas. Los hay más guapos, más feos, altos, bajos, mejor y peor vestidos, únicos diríamos en una palabra, pero solamente en lo externo,....,en ese momento el corazón de todos ellos es muy similar. Todos están orgullosos de ser lo que son en ese momento.
Llegan las charlas de las personalidades que están en la mesa presidencial. Unas más divertidas que otras. Unas con más ingenio, más trabajadas y más entrenidas que otras. Una especialmente aburrida aunque no revelaré quién la dijo.
Estas conferencias me suelen gustar, y a veces me arrepiento de no llevar mi cuadernito donde me gusta apuntar todo aquello que escucho y que me gusta. En estas charlas suelen citar a famosos con frases con mucha profundidad y con mucho sentido. Y como de memoria ando fatal, luego no me acuerdo de la frase completa o del autor de la misma.
El mensaje de fondo, que me parece tan importante, el que ya he escuchado varias veces. Que ser médico no es solamente recetar y curar. Que ser médico es tratar al paciente. Y que tratar no es solo el cuerpo sino también el alma.
De las charlas de ayer, sobre la marcha, la que menos me gustó fue la que dió el representante de los alumnos. Pobre, lo juzgué demasiado rápido. Lo taché de un poco resabidillo y repelente. Ahora he cambiado de opinión, y es que rectificar es de sabios. En primer lugar porque seguramente era el que de todos los que hablaron no tenía ninguna experiencia de hablar en público y de repente estaba frente a un auditorio de varios cientos de personas (quizá incluso llegamos a mil, soy mala para esto del cálculo visual). Además porque su discurso era como menos profundo que el de los demás, así que a primera vista como que encandilaba menos. Pero no. Lo cierto es que hay que personarle los gestos y el tono de voz porque era un principiante, y era normal que estuviera supernervioso.
Y de poco profundo lo que dijo nada de nada. Además de hablar en nombre de sus compañeros del enorme esfuerzo que ha supuesto para ellos estos años de estudio, de las renuncias que han tenido que hacer, habló de sus primeras experiencias como médico en los hospitales. Habló del miedo que sintió cuando tuvo que presenciar como le comunicaban a una señora que tenía una enfermedad incurable. Habló de la impotencia que sentía como médico cuando tenía delante un paciente con un diagnóstico por el que la ciencia no podía hacer nada. Con sus palabras nos decía lo consciente que era de todo lo que había aprendido y de lo mucho que le quedaba por aprender, porque hay cosas que solo la experiencia y el trato con la gente le enseñarían.
La única frase hecha que dijo parece que no es atribuible a nadie famoso. Habló del director de su colegio que no dijo quién era, y la frase era algo así como " Aquello que realmente te hará feliz, será aquello que hagas con verdadero amor. Si no eres feliz con algo es que no lo amas realmente. No te conforme, y continúa buscando".
Me suscribo totalmente a lo que dice este señor. Esto es muy aplicable a los médicos, por supuesto. Si un médico no ama su profesión, estará amargado, y esa amargura la transmite a sus pacientes, sobre todo en el trato. El paciente tiene su vida entregada al médico, y lo que menos le ayuda es la aridez en el trato. Afortunadamente, creo que la medicina es una de las profesiones más vocacionales, así que la mayoría de los médicos son felices con su trabajo. Otra cosa es que después de unos años, cuando ya creen que lo han aprendido todo, piensen que están por encima del bien y del mal y que tienen todo el derecho a tratar a su paciente simplemente como a un número de historia clínica al que se le ha diagnosticado algo, y que si le hago daño, para curar penas ya están los psicólogos.
Pero esta frase, es aplicable a todos. Si por las mañanas nos levantamos tristes, queremos darle una patada al despertador cuando suena, y encima nos acordamos que tenemos que ir a ese trabajo que nos horroriza tanto, con esos compañeros que nos hacen la vida imposible y ese jefe que parece que tiene como única misión en la vida jorobarnos el día, pues ya es para cortarnos las venas directamente.
El trabajo si no no se hace con amor, si no está basado en una verdadera vocación, no nos hará felices. Y como la mayor parte de nuestra vida estamos trabajando, seremos unos desgraciados toda la vida. Y nosotros hemos nacido para ser felices.
Bueno María, lo siento, he hablado poco de tí. Como siempre me he desviado del tema principal. Pero tengo mucho que decir, así que para no hacer interminable la entrada de hoy, mañana te toca a tí ser la protagonista.

jueves, 16 de septiembre de 2010

UN PREMIO INMERECIDO







Anoche no pude escribir, por eso de ser fiel a mi promesa, al menos al principio....no hay mejor forma de adquirir costumbres que "acostumbrándote" a ellas.

Estuve currando hasta bien tarde, luego cenas, etc....., y nada, que si sí, que si no, eran las once y media, hora a la que me he propuesto que lo mejor es coger el libro que estoy leyendo (que por cierto, es una maravilla), ya os hablaré de él.

El caso es que ayer tenía pensado hablaros de la Virgen de los Dolores, y de como ha estado unida a mi vida, y sigue estando. Como "todos los santos tienen novena", pensé que lo hacía hoy.

Pues nada, queda pendiente porque hoy os voy a hablar de un regalito que me ha enviado mi amiga Patricia a través de su blog
Fiat Mihi
Ay Patricia, Patricia, ...., que te voy a regañar.....no soy merecedora de este premio, de verdad. Me encanta que me digas que te empujé sin saberlo a hacer tu blog, porque gracias a eso, nos podemos enriquecer todos de lo que nos cuentas. Pero nada más, ¿vale?. Lo que yo cuento en el mío no tiene nada de valor. Son pensamientos que me vienen, que me van. A veces tonterías porque se me ocurren a altas horas de la madrugada, otras veces me limito a copiaros algún video o algo que he leído y que creo que os puede ayudar......en fin, que no tengo ningún mérito.
De todas formas MIL GRACIAS POR ESTE PREMIO, porque al igual que tú, siempre he sentido que hay que seguir al pie de la letra eso de "es de bien nacidos ser agradecidos".
Je, je, je este premio es algo feminista, y ahora se lo tengo que dar solo a chicas. Bueno, tampoco es muy difícil. La mayoría de los blog que sigo son de chicas ¿por qué? pues no tengo ni idea, seguramente porque tienen una sensibilidad más parecida a la mía y me enganchan más. Así que ahí voy, con el temor que al tener que darlo solamente a cinco, me dejaré en la lista algunos buenos blog que aunque a diario no los sigo por falta de tiempo, me encantan:
El primero se lo voy a dar a aradigal, porque está empezando en esto de los blog, y quiero animarla a que continúe.
El segundo se lo voy a dar a Buceando entre palabras porque seguir lo que escribe, me hace sentirme un poco más cerca de los jóvenes, y me ha hecho quitar de mi mente que toda la juventud está perdida.
También a eligelavida que cuando empecé a leerlo, fue cuando despertó en mí el gusanillo de los blog
Y bueno, pues no voy a poner ninguno más, lo siento, voy a incumplir la regla, pero es que me cuesta decidirme entre los demás, porque todos me gustan, y todos me enseñan algo: está el blog de la tía Pili, el de Mar, el de Milagros, etc etc etc...., y como no quiero despreciar ninguno, porque todos son fantásticos, me quedo aquí.
Mañana hablaré de la Virgen de los Dolores
Gracias Patricia por este premio inmerecido

martes, 14 de septiembre de 2010

LA CRUZ

Hoy es la fiesta de la Exaltación de la Cruz.
Esa fiesta, que tanto pasamos por alto los que decimos llamarnos católicos y que incluso nos jactamos de ser practicantes.
Y es que la Cruz no nos gusta a nadie. Que tire la primera piedra el que esté libre de pecado.
La teoría la conocemos perfectamente. Estamos muy acostumbrados a ver a Jesús en la Cruz en las iglesias (por cierto hoy he escuchado algo que no sabía y es que el símbolo de los cristianos no ha sido siempre la Cruz, parece que esta sustituyo a Jesús Buen Pastor...., si es que esto de los atascos culturiza mucho porque da tiempo a escuchar varios programas en la radio).
Como decía, que ya me he despistado, la Cruz está en todos sitios, en los colegios (hasta que el gobierno lo quiera), incluso la llevamos colgada en el cuello.
Pero esta Cruz es la Cruz de otro. La de Jesús. La vemos lejana. Podemos imaginar lo que sufrió, pero a nosotros no nos dolió. Esa Cruz es fácil de llevar.
Pero ¿qué pasa cuando la Cruz llega a nuestras vidas? Ay amigo !!!!, ahí es donde hay que demostrarlo, y ahí es donde cuesta, porque ahí es donde nos duele directamente a nosotros. Ya no nos lo tiene que contar nadie.
Lo normal es que nos asuste tanto tanto que huyamos de ella. Que digamos que nosotros no estamos hechos para tanto sufrimiento. Que no, que no, que eso se tiene que terminar porque nosotros no nos lo merecemos. Que sufran otros que se lo merecen, pues vale, ¿pero yo? ¿por qué?
Y te lo explican, y lo intentas mirar desde los ojos de la fé. Y hasta hay días que llegas a entenderlo. Que piensar que efectivamente cuando las cosas te van bien, y todo va sobre ruedas, a nadie se le ocurre preguntárselo. Pareciera que los premios sí los merecemos.
Pero hay días que te vuelves a preguntar esa pregunta tan terrorífica de ¿por qué?., Esta pregunta deberían de prohibirla, pero no solo decirla, también pensarla.
Hay días que esa Cruz pesa mucho mucho, que los Cireneos que te encuentras en el camino, que por cierto son muchos, no son suficientes para ayudarte a llevarla. Que te has caído ya un montón de veces y que no tienes fuerzas para volverte a levantar. que el cammino que ves de frente es cada vez más empinado. Esos días no son precisamente de exhaltación a la Cruz, más bien son de renegación de la Cruz.
Precisamente esos días de "requetenegación" de la Cruz, son los que más deberíamos de trabajar lo que ese símbolo representa para nosotros, y que sí realmente los cristianos lo hemos elegido como el símbolo por excelencia, por algo debe ser.
Hubo un Santo que dijo que quería todos los crucifijos sin la figura de Jesús. Que Él ya había estado allí, y que ahora cada uno de nosotros tenía que poner sus sufrimientos en esa Cruz vacía.
Sabio Santo.

lunes, 13 de septiembre de 2010

VUELTA AL COLE

Aunque suene a slogan de unos grandes almacenes, es lo que trae consigo septiembre.
Todos los años creo que escribo algo parecido cuando comienza el cole, pero es que da una alegría...no sé a los niños, pero a los padres nos hace felices.
Con el comienzo del colegio se acaban los horarios locos del verano. Eso que cada uno se acueste a la hora que quiere, y por tanto se levante a la hora que le da la gana.
Vuelven las cenas familiares. Ya todos alrededor de la mesa. Juntitos porque hay que cenar tempranito para poder irse a la cama pronto.
A la salida del colegio, hay que centrarse un poquito, hacer los deberes, organizar la ropa para el día siguiente. Por tanto la tarde vuelve a ser programada y poco diferente una de otra.
Y es que a ellos no lo sé, pero al menos a mí esto me hace feliz. Saber quién, qué y cuándo se va a hacer cada cosa.
En el cole de María hoy todo era caos. La mayoría de las niñás han ido acompañadas de sus papás. Así que al montón de rutas que hay habitualmente, se le sumaban los coches particulares. Pero es normal que hoy todos los padres hayan hecho el esfuerzo, aunque eso les haya costado llegar a las mil y monas al trabajo.
Las niñás felices, tirando de mochilas que pesaban más que ellas, los zapatitos todos relucientes. Besos por aquí, besos por allá, que si cuánto has crecido, que qué ganas tenía de verte...... Estas conversaciones, por cierto eran de niñas y de mamás, porque ya las hay que tienen algo que hacer........
Supongo que todos los padres, que no somos muy originales habremos dado el mismo consejo: que te portes bien, que atiendas, que no hables en clase etc etc etc. Lo mismo año tras año. Los niños a todo que sí, que sí, aunque luego hagan lo que les parezca.
Así que comienza la nueva temporada, y aunque el calendario diga que sigue siendo verano, ya como que no, que "huele" a otoño.
Y yo, como no quiero ser menos que los niños, pues me voy a hacer un propósito para este nuevo año escolar. Porque los propósitos son como los coleccionables, que aparecen siempre en septiembre y en enero.
Que no, que no, que no voy a dejar de fumar....Mi propósito es que igual que los niños empezarán a tener una vida ordenada, yo voy a hacerlo también. Espero que a partir de ahora no veáis escritos míos a partir de las once y media de la noche, porque a esa hora intentaré apagar esta máquina diabólica que tanto engancha.

domingo, 12 de septiembre de 2010

LOS ANIVERSARIOS II

Ay madre que seguro que me voy a repetir !!!!, y es que siempre tengo lo mismo que decir, y si no es lo mismo, es muy parecido.

Recordaba que muy al principio de comenzar este blog, escribí una entrada que se llamaba LOS ANIVERSARIOS . Hoy la he leído, si, he caído en la tentación, y eso que hace unos días dije que no era mi costumbre, pero ya veis, las costumbres cambian.


Pues bien, aun a riesgo de aburriros queridos seguidores de mi blog, que me mandéis a la porra y que decidáis no volver a entrar en estas páginas, hoy os voy a contar que se cumple otro aniversario.

Y es que intuyo que mi vida se va a convertir en un contínuo ir y venir de fechas señaladas. Unas que fueron, otras que son, otras que serán y también las que no serán.


Las que fueron pertenecen a la historia. Son solo un recuerdo, la mayoría de las veces bonito y agradable, por esa hermosa capacidad que tenemos los humanos de recordar solamente lo bueno. Esa capacidad que a veces me he preguntado de dónde viene, y estoy segura que es consecuencia del propio mecanismo de autodefensa humano de defendernos de aquello que nos hace daño. Como ya no se puede hacer nada, mejor dejarlos ahí en el pasado, recordando los felices con una sonrisa e intentando olvidar los demás.


Las que serán, y no es que me haya equivocado. El presente lo dejo para el final. Vale, los que serán ya vendrán. Nos los podemos imaginar, los podemos desear, y desearlos de una forma determinada. Pero ahí estará la provindecia que finalmente hará que cada cosa sea como debe de ser. No merece la pena que le dediquemos más tiempo.

Las que no serán. Esta lista sí que es larga !!!!. Es larga, pero completamente mentira. Bueno, no sé si la palabra mentira es lo que lo define. Más que mentira, digamos inexistentes. Solamente existen en nuestra imaginación. Unos jamás se producirán porque están pensados en la medida en la que nosotros queremos que se produzcan. Y no somos nosotros los dueños del futuro. Otros tampoco se producirán porque las circunstancias y las personas que forman parte de estos deseos no existen ya, o incluso no han existido nunca.


Y ahora vienen las que son. Esta es la realidad, lo palpable, lo que estamos viviendo hoy, lo que nos hace hoy reir y llorar. Por las que felicitamos a alguien, o por las que lloramos a alguien. Por las que sonreimos, o por las que nos torturamos la mente.


No sé la definición en el diccionario de la palabra "calendario", ni quién se lo inventó. La Tierra, el Sol y la Luna tienen algo que ver en el establecimiento de lo que es una hora, un día, un año. Esos famosos movimientos de rotación y traslación....., creo va por ahí la explicación científica.


El calendario es algo tan material como una silla o una mesa, que no nos hace sufrir, salvo claro que te caigas de ella. Está colgado en una pared, encima de una mesa, en la pantalla del ordenador o del móvil. Es una sucesión de cuadraditos numerados. Ni más ni menos. Algo tan tonto como esto no puede condicionar tanto el estado de ánimo !!!!!! Parece una verdad de perogrullo Pero solo lo parece.


Miras el día, bueno, solamente "piensas"el día....., y la mente que, por desgracia para nosotros, es libre, comienza a trabajar. Y lo hace con tanto empuje que no somos capaces de pararla. Y va a su ritmo. Pero además, la mente además de ser tan libre y tan trabajadora tiene otro defecto más, que es la desobedicencia. Le dices, "que no, que no, ..., que por ahí no, que no quiero", pero le da igual lo que tú quieras. Ella va a lo suyo, y continúa lo que ha comenzado. Con otro inconveniente más, que es que no se conforma con ir por libre, no le gusta eso de andar solita, te acapara, logra absorberte y consigue que la sigas allá dónde ella quiera ir.


Hoy, después de sesenta días de calendario, con sus sesenta noches, con los sesenta movimientos de rotación de la tierra, aquí estoy, sentada en una habitación en la que me hacen compañía las cuatro cosas que estaban aquí también la madrugada del 12 de julio: La Virgen del Pilar que representa el ´"sí" incondicional que le dió Carlos a Dios en su vida, y a la que tanto quiso. La figura de Sta.Gema, su "Santa", como símbolo de la Cruz que él vivió. Por supuesto, el busto de Franco, que representa, bueno, ..., pues lo que él fue durante su vida, una persona ordenada, fiel a sus principios (espero que ninguno os escandalicéis de esto)


Estas tres quiso Carlos que estuvieran en una estantería, y ahí siguen. La cuarta, él no la quería, pero aquí está, tan presente y tan viva como aquella noche. Es el dolor de la separación física. Se ha instalado entre estas cuatro paredes y será difícil

sábado, 11 de septiembre de 2010

FAMILIAS NUMEROSAS

Familia numerosa......si dices que estás en este colectivo, te miran mal, ponen una cara.....que si hay que ver con lo difícil que es ahora sacar a los niños adelante, que como está la vida, que casi con uno tienes suficiente....

Mi familia no es que sea de las más más numerosas. Casi entro en este grupo de "chiripa", como dicen en mi tierra. Hace unos años no lo sería, pero desde que empezó el famoso descenso de la natalidad, pues a alguien se le ocurrió que los que teníamos tres hijos teníamos derecho ya a llamarnos "numerosas".
Somos así, qué le vamos a hacer. Mejor dicho, no es que seamos así, es que nos estamos volviendo así.
Antes a nadie se le ocurría pensar que los padres que tenían cinco o seis hijos estaban locos, o que seguro pertenecían a determinado grupo religioso. Era normal. Se tenían muchos hijos, y lo maravilloso es que todos salían adelante. Con menos medios que ahora, con menos facilidades, pero se conseguía.
Ahora lo tenemos todo a nuestro alcance, y casi no nos da para nada. Pero claro, nos empeñamos en que tenemos que tener el "niño perfecto", y queremos que además de ir al mejor colegio (cosa que me parece de lo más elogiable), aprenda a nadar, kárate, guitarra, baloncesto, inglés, francés, que asista a todos los cumpleaños que le invitan, que tenga todas las maquinitas de moda, etc etc etc
Y el tema se convierte ya no solo en un problema económico, que es el parapeto que suelen poner las parejas a la hora de decidir si tener o no más niños. Es que la logística de la vida diaria es insostenible. Por más que quieras, no da tiempo a ir de un sitio a otro a llevar y traer niños que tienen que saber de todo.
Y lo mejor es que quizá ese niño no ha elegido aprender tanta tanta cosa, son los padres los que quieren "lucir cahorro". Quizá si ese niño hubiera tenido capacidad de decisión, preferiría unos hermanos antes que estar todo el día intentando aprender las cosas que le hubiera gustado aprender a sus papás.
No me digáis que no es bonito y sobre todo alegre ver familias grandes alrededor de una mesa celebrando un cumpleaños, una navidad....., si además en esa familia hay niños, la tristeza desaparece porque no hay lugar para ella.
Todo esto que yo intento explicar, los niños lo hacen mucho mejor en este video



viernes, 10 de septiembre de 2010

UNA DE RECUERDOS

Hay quién desde pequeñito conoce su vocación. Sabe que quiere ser bombero, enfermera, médico, ingeniero, ........, lucha por ello y llega a serlo.

No es mi caso. Un mes antes de comenzar la universidad, ni siquiera sabía en qué consistía eso de ser economista. Sabía que había una universidad, y que bueno, pues allí se estudiaba algo que luego servía para trabajar en las empresas. Ni más ni menos.

Mis preferencias iban por otro sitio. Pero el destino es lo que es, bueno, el destino o la providencia. Y en este caso, una cosa u otra, o quizás las dos me marcaron el camino.

Y es que las páginas de la vida están escritas desde que nacemos. De eso estoy segura. Nada en mi vida sería lo que es de no haber hecho lo que en ese momento hice.

Yo quería estudiar Psicología y Ciencias Exactas. Estaba un poco loca, ¿verdad?....... (tenía la edad para ello). De la primera pensaba vivir y la segunda era como hobbie porque eso de las matemáticas me encantaba, pero no me pensaba dedicar a la docencia. Eso sí que lo tenía claro desde el primer momento.

No era posible lo que yo quería. Tampoco supuso un drama. Me dediqué a eliminar aquello que me horrorizaba, y quedó eso donde se estudiaba contabilidad, estadística, microeconomía...... Creo que finalmente opté por esta carrera porque no tenía ni idea de los contenidos de esas materias, por tanto difícilmente me podían dejar de gustar.

Otro día contaré qué pasó con eso que dejé de hacer......., ahora me centraré en lo que hice.

Pensareis que a qué viene hoy hablar de esto. Hace tanto tiempo que bueno, no tiene mucho sentido que hoy me acuerde de estos años.

Pues mira por donde sí que lo tiene. Y os diré por qué.

En estos días, entre los muchos emails que recibo dándome ánimos, preguntándome qué tal estoy, ....., he recibido unos cuantos de los que fueron mis amigos en esos años de estudiante.

Quizá os sorprenda, pero mi grupo de amigos eran siete chicos y yo......Fueron unos años preciosos, de una amistad sana con estos chicos fabulosa.

Hoy uno de ellos me escribe un email muy cariñoso en el que me recuerda muchas cosas de las vividas en ese tiempo, y recordando aquellos años me dice "eras fuerte, un chico más del grupo". Me ha hecho mucha gracia, porque sí en realidad era uno más de ellos. Venían a casa a estudiar. Montábamos una especie de biblioteca en el salón de casa, cenaban allí......Y entre estudio y estudio me hablaban de la chica que les gustaba, yo les decía qué tenían que regalarle, dónde las tenían que llevar a cenar,...., en fín, con eso de ser la única mujer, me tenían de "asesora".

Como contrapartida, me cuidaban, me acompañaban a casa cuando salíamos,..., hasta me cambiaban las ruedas del coche cuando pinchaba !!!!!..... Siempre recordaré con mucho cariño como cargaron con mis maletas hasta el tren el día que hice mi mudanza a Madrid.

Este mismo compañero, hoy me escribe dos citas que quiero compartir con vosotros, incluídos sus comentarios personales que son supergraciosos:

Se debe dejar que hable el dolor, porque la pena que no habla gime en el corazón hasta que lo rompe (W. Shakespeare) eso mismo también lo decía, con otras palabras, Camarón (son fatiguitas mortales las que se lloran por dentro y las lágrimas no salen), aunque por tu tierra, puede que no conozcan a Camarón. Pues sí querido amigo, tienes toda la razón, me apunto a esta cita que no conocía pero que viniendo de quien viene tiene que ser cierta. Y por cierto, si en Madrid la gente no conoce a Camarón, pues eso que se pierden.

Los éxitos se componen de un 90% de transpiración y de un 10% de inspiración creo que Einstein utilizaba el 80%-20%, pero ya se vé que yo tengo bastante menos inspiración que él, y debo centrarme en el trabajo…. No sabría decir ahora mismo qué proporción es la que yo tengo, pero creo que estoy lejos de lo que marca Einstein.....tendré que centrarme un poquito más.
Querido amigo, muchas gracias. No sé si haré caso de las famosas citas estas aunque las vea tan sesudas, . Últimamente no estoy para muchos mensajes de estos dulzones, pongo en duda hasta a los sabios, pero te prometo que las guardaré y que las leeré de vez en cuando, por eso de que repitiendo y repitiendo interiorizamos y aprendemos, igual que aprendimos a hacer los famosos problemas de econometría. Sígue enviándome alguna de vez en cuando.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

MOMENTO CERO

He tenido hoy la misma conversación con cuatro personas muy diferentes.
Creo además que ya había hablado de esto en este blog, pero no me gusta releer entradas antiguas, por si me arrepiento de haber escrito algo.
La conversación giraba en torno a la dimensión del tiempo.
Los relojes son exactos, pero el tiempo no. El tiempo es un concepto amplio, indefinido, completamente subjetivo.
Para medir el tiempo hay que poner un momento cero, y a partir de ahí piensas en lo rápido o lento que ha pasado.
Ese momento cero, en mi vida y en la de estas cuatro personas, hizo que el tiempo que le seguía se haga largo.
Largo hasta la eternidad.

lunes, 6 de septiembre de 2010

ESTE COLECTIVO.....

Si es que no hace falta ir al circo para reirse.......si lo llego a saber espero con mi entrada de ayer, porque anda que las noticias de hoy tienen lo suyo !!!!. No hace falta ni esperarse a que llegue el otoño.
Que no, que no, que no pienso hablar del comunicado de ETA. Eso lo hemos escuchado todos, y el que no se haya enterado es porque no ha querido.
La primera de la que os voy a hablar es una noticia que viene en un recuadrito pequeño, como para que no lo leamos. Vale, que ya no doy más vueltas y lo cuerto.
Hay en el norte de España una administración de lotería que dicen que es donde siempre toca un premio en Navidad. Pero claro, "cria fama y échate a dormir", es que parece que vende más números que nosecuantas juntas, así que por la ley de probabilidad, es fácil que siempre toque un premio. Todos la conocéis ¿verdad?. Es que no me da la gana de hacer publicidad gratuita. Bueno, pues esta administración vende con un recargo para supuestas obras sociales. Y claro, pues todos pensamos en las típicas: colegios de huérfanos, asilos, ...... Frio, frio.... el colectivo al que van dedicados los donativos es el "colectivo gay".
Señora ministra de igualdad, ¿no tendrá usted nada que ver con esto? ¿está segura? porque vale que defendamos a las feministas, que apoyemos a las miembras de nuestro querido país. Hasta aquí creo que hasta las que nos tachamos de no feministas hemos llegado a asumirlo. Pero de ahí a tener que dar un donativo al colectivo gay....eso es pasarse siete pueblos !!!!
Que queréis que os diga. No había pensado ir hasta allí a comprar la lotería de navidad, pero entre mis preferencias no está dar donativos para esto. Prefiero lo típico: apoyo a un viaje de fin de curso, a un equipo de baloncesto e incluso puestos a preferir a una peña taurina.
Y oye, que quien quiera que lo pague, pero es que el nombre que se han buscado para la asociación es una mezcla de spikinglis que no hay quien lo relacione con el fin de la asociación. Me parece de un cara dura......
Y ya que estamos con este colectivo, pues comentar la decepción que me he llevado con la salida del armario de John Travolta..... Madre mía, con lo enamoradas que estuvimos todas las chicas de mi época de este actor, con su baile en "Fiebre del Sábado Noche". Y la envidia que nos daba a todas de Olivia Newton John en "Grease". Este actor era lo más de lo más entre las que en aquella época estábamos en plena adolescencia. No había carpeta escolar que no estuviera forrada con la foto de este chico.
Y ya teniendo niños, anda que no he visto veces las famosas películas de "Mira quien habla y siguientes". Haciendo de padre perfecto, que cuida al niño, mima a la mujer, saca al perro a pasear, trabaja un montón de horas, y todo eso siempre con una sonrisa.
Pero bueno, parece que el paso de los años cambia a la gente, y no siempre a mejor...., porque todavía lo de salir del armario, pues casi que a estas alturas podemos intentar entender, pero lo de pasar por el detector de mentiras para intentar convencer a su mujer,...., eso es lo más cutre del mundo..... que bajito ha caido.
Esperemos que mañana la prensa esté algo más aburrida y me permita cambiar de tema.

domingo, 5 de septiembre de 2010

PRELUDIO DE OTOÑO

En Agosto en España no sé qué pasa, pero en realidad no pasa nada. Compras el periódico, y la página escrita sale a precio de oro. Todo se paraliza, hasta las noticias. De la tele, como no la veo, no tengo criterio. La radio, pues bueno, el ir pasando comunidad por comunidad contando el tiempo da para un rato.
Pero ha empezado septiembre, y el nuevo curso se presenta calentito.......
Para empezar nuestro Ministro de Trabajo se las pira. No me extraña, la verdad. Ýo también saldría corriendo, porque lo que es trabajo, trabajo..... No me gustaría estar en la cabeza del que entra porque le va a doler.......
La tan anunciada huelga general de finales de mes. A ver qué pasa con esta huelga. El otro día con un amigo intentábamos recordar si ya trabajando hemos vivido una o dos. La primera no la recuerdo, pero sí la última, y al menos en la oficina donde yo trabajo, y en el edificio donde yo trabajo, no se notaba que había tal huelga. Pero claro, es la empresa privada, que es otra historia.....
Y aquí enlazo con la noticia de hoy. Que parece que la empresa privada va a copiar lo que han hecho en la pública, y que van a rebajar salarios para no despedir. Hasta donde yo sé, que tampoco sé mucho, conozco varias empresas privadas que tomaron esa medida hace tiempo. Así que Sr.Ministro, o ExMinistro de Trabajo, que no sé qué es a día de hoy, no se quiera usted colgar la medalla. Esta solución ya la encontraron otros, y quizá fueron ustedes los que se decidieron a hacer lo mismo, porque parecía que funcionaba.
Los otoños se caracterizaban por las negociaciones de los convenios colectivos. Primero, nos hemos quedado sin ministro (con minúscula, ya sabéis...), y además ahora nadie dice de negociar nada. Mejor se está calladito, vaya que lo que se negocie sea un ERE.
La jet está revolucionada. Imposible enterarse hasta para alguien que no lee revistas del corazón como soy yo. Julito se nos ha casado !!!!, pues ya era hora, que digo yo que después de cinco niños y de no se cuantos años viviendo juntos, pues ya como que tocaba. Además casi que se le estaba pasando el arroz. Pero claro, de casta le viene al galgo, y si tenía que esperar a superar a su padre, todavía le quedaban unos cuantos años. Y la chica, tan mona y discreta ella, todo hay que decirlo, le habrá dicho que ya vale, que ya como que se han dado cuenta que pueden llevar una vida en común.
Y vaya con el profesor Neyra.....menudo problemón eso de conducir pedo. Si ya lo dice el anuncio. A ver qué hacen ahora con él......
Las elecciones. Bueno, en esto me detengo bastante poco. Casi me merece más la pena seguir hablando de Julio Iglesias.
Noticia bomba !!!!, el anuncio de ETA de no atentar. Por lo que se lee en los digitales parece que no es muy convincente. Ahora, estoy muy tranquila, porque un periodista ha dicho que "evidentemente la voz que ha leido el comunicado era de una mujer". Ahí está, qué listo.... Habrá que esperar a los periódicos de mañana, a ver qué nos cuentan. Pobre ZP, que dicen por ahí que no le ha gustado mucho. Este pobre chico no gana para disgustos.
Todo esto es lo que tenemos en puertas, pero da igual, a partir de la semana que viene, empezarán los colegios, y a los españoles volverá a interesarnos la mochila que lleva la infantita en su primer día de colegio, y que contenta va...., si es que llevan la responsabilidad en la sangre desde pequeñitas. Habrá también que leer a Peñafiel, y reirnos un rato con él, porque vaya yuyu que le ha dado en los últimos años contra la pobre Leti. Y las revistas del corazón harán su septiembre, porque eso de ver a las mamás de la jet, todas monas ellas, llevando a sus niños al cole, oye, es un notición que no nos podemos perder.
Pues sí, preparémonos para todo esto, y para más, porque de este país que es el nuestro se puede esperar todo, hasta que el Atletico de Madrid vaya el primero en la clasificación......(perdón querido cuñado, pero no me negarás que es inusual)

CARIÑO DE PADRES

Por algo que no viene al caso contar, hoy me he acordado de un libro que leí hace ya varios años.
Cuando te gusta la lectura, vas acumulando libros y libros, y en mi casa, hay estanterías donde ya están colocados en segunda fila. Una vez, incluso decidí hacer una especie de base de datos para poder encontrar el libro que buscaba sin tener que mover todos. Un consejo: no se os ocurra hacer algo parecido, os aseguro que no funciona, porque viene la chica de la limpieza, los cambia de sitio, o alguno de vuestros hijos busca algo que leer, y ya nada vuelve a estar en su lugar. Bueno, sirvió para que mi hijo mayor empezara a hacer sus pinitos con el ordenador. Supongo que se acordará de las horas que pasamos haciendo ese trabajo que resultó tan inútil.
De vez en cuando no hay más remedio que hacer una limpieza. Me cuesta, no os creáis. Doy más fácilmente un traje que un libro. Pero el espacio es limitado, así es que cuando ya no caben más, decido deshacerme de aquellos que menos me han gustado.
Y todo este rollo inicial, es para contaros que el libro en cuestión del que os hablo se llama "La agenda de los amigos muertos". Luego os hablaré de qué va. Primero os contaré que he comprado este libro tres veces. Si, no me he equivocado al escribirlo. Y es que cuando alguien me pregunta que si le presto un libro que sea bueno, pues siempre me acuerdo de este, sobre todo si tiene hijos en edad adolescente, y le recomiendo que lo lean los padres y los hijos, con tan mala suerte que nunca me los han devuelto.....pufffffff, eso me pone de los nervios. No me importa dejarlos, pero me da una rabia ir a buscarlos y que no estén.......así que compré el primero, y cada vez que uno de mis hijos llegaba a la adolescencia y quería que se lo leyeran me tocaba volverlo a comprar. De nuevo ha desaparecido, así que tendré que comprarlo por cuarta vez, ya supongo que en alguna página de libros descatalogados.
Bueno, que me voy por las ramas. A lo que iba. Este libro cuenta la historia real de una periodista cuya hija es drogadicta. Es muy interesante para los chicos porque la historia tiene el dramatismo que tienen las drogas en la vida real. Cuenta como del encanto y la satisfacción que da el primer porro, se pasa a una vida totalmente destrozada, a una vida en la que el único sentido es conseguir dinero a cualquier precio para poder quitar ese mono que los destruye.Y ese cualquier precio incluye llevarse por delante la familia.
En una conversación entre madre e hija durante una temporada en la que la hija está intentando la desintoxicación, la madre le dice "por qué no llamas a alguno de tus amigos y sales a dar una vuelta" y la hija le contesta "es que todos los teléfonos de mi agenda son de amigos que ya están muertos" . De ahí viene el nombre del libro.
A mí me impresionó la respuesta de la hija. Como es ese mundo, como es capaz de destruir y de matar a chavales que están en lo mejor de su vida.
Bueno, bueno, ...., que yo no quería alargarme tanto. En realidad, y lo que os quería contar hoy, es que este libro además de introducirnos en ese mundo tan dramático, es una lección de lo que es el amor de los padres hacia los hijos.
La autora, periodista muy conocida en aquellos años, cuenta como cuando ve a su hija en estado deplorable a causa del mono, es capaz de coger su coche a altas horas de la madrugada, ir hasta los suburbios madrileños a por el costo. Como evita que siga prostituyéndose su hija para conseguir dinero, pagándole ella la tan preciada mercancía, etc etc etc . No os doy más detalles por si alguien se anima a leerlo.
Algunos de los que leáis esto, os escandalizaréis porque el que esta madre haga esto, me parezca un ejemplo de amor. Pues sí, que queréis que os diga. No defiendo que sea lo que hay que hacer, ni mucho menos. Seguramente habría otras soluciones que podía haber buscado. No digo que no. Pero no lo hizo, y no seré yo quien la juzgue.
Querido lector, si eres padre o madre, estarás conmigo en que no hay nada, y repito, nada que pueda hacer tu hijo para que le digas "ahí te quedas".
Cuando sales del paritorio con el niño en brazos has firmado con ese bebé una hipoteca para toda la vida, pase lo que pase. Sus problemas serán tus problemas, siempre, tenga la edad que tenga. Da igual la magnitud del problema. Da igual si es el culpable o no. Haga lo que haga, siempre tendrá las puertas de tu casa abiertas.
Muchas veces pienso en los padres de etarras por ejemplo, o de cualquier otro asesino. Puede que no compartan lo que ha hecho su hijo. Puede que conozcan sus actos tan horribles, pero ahí estarán, y si tienen que ir a la cárcel a verlo, ahí que irán.
Desgraciadamente para nosotros, los padres, la inversa no funciona de la misma manera. Un hijo es capaz de darle portazo a sus padres a la primera de cambio. Y darle portazo no significa que no te acuerdes de llamarlos en su cumpleaños, o de ir a cenar con ellos en Navidad. No, no hace falta llegar a esos extremos.
Padres no se si seréis, pero hijos seguro que sí, así que cada uno de nosotros sabe perfectamente en qué momento de su vida le ha pegado un portazo a su padre o a su madre. ¿y que han hecho ellos? pues puede que indignarse al principio, pero esos humos bajan ràpido, en cuanto que ven al hijo meterse la mano en el bolsillo para sacar la llave que abre esa puerta.
En algún momento de nuestras vidas, todos los hijos tenemos algo de ese "hijo pródigo", y todos los padres somos ese "padre misericordioso" que cuenta la parábola.

sábado, 4 de septiembre de 2010

DE VUELTA

De nuevo en casa. Qué maravilla !!! Es que eso de los hoteles buenos está muy bien, pero como en casita en ningún sitio.

Viajar culturiza, eso dicen. En este caso, pues bueno, lo que puedes hablar con los compañeros, porque en realidad me hubiera dado igual estar en Salamanca que en México. Hotel, oficina, restaurante. A eso se ha limitado mi viaje. Bueno, miento, una sola escapada a ver a la Virgen de Guadalupe y alguna comprita rápida para traer un regalito a los niños, pero de eso os hablaré otro día.

México DF, una macrociudad donde las señales de tráfico no existen, no hay líneas que separen los carriles de las carreteras, donde en cualquier sitio haces un giro de 180º para cambiar de sentido, donde los coches de cinco plazas pueden llevar a siete en el asiento de atrás y por supuesto sin cinturón.....y sin embargo, no he visto ningún golpe, no he escuchado ninguna bocina, nadie ha sacado la cabeza por la ventanilla para poner verde al que ha hecho la pirula.

Y es que lo queramos o no, son mucho más educados que los españoles. Y eso, se observa no solamente en el tráfico, también en la oficina. Hay un silencio total, nadie grita para llamar al compañero que tiene a cinco metros de distancia, ni siquiera se levanta la voz, todo se pide por favor, y se da las gracias.

Vale, de acuerdo, algunas veces resultan empalagosos según la forma de vida a la que estamos acostumbrados. Hay muchas cosas que chocan, que no digo que estén ni mejor ni peor, simplemente son diferentes. No sé si es que ellos son excesivamente educados, o nosotros excesivamente secos por no llamarnos maleducados.

Entras en el hotel para hacer el check in, y antes que hayas llegado al mostrador, ya un botones te ha cogido la maleta, otro te desea feliz estancia en México, y otro te acompaña hacia el lugar donde tienes que ir. Primer agobio, ¡¡¡ socorro, no puedo andar con tres personas a mi alrededor !!! Lo típico, das tus datos, te asignan habitación, y cuando alargas la mano para recoger la llave de la puerta, de repente sale un brazo de no se sabe dónde que la ha cogido antes que tú. El dueño de ese brazo ya se ha aprendido tu apellido, y a partir de ese momento ya todas las preguntas irán precedidas de un "Srta.Pulido desea ud....., Srta.Pulido puedo ayudarla en algo....., Srta.Pulido es todo de su gusto.......". Tanto que te dan ganas de gritar que no eres tonta, que la llave de la habitación no está hecha de plomo y que te dejen a tí cogerla que no eres tan límite. Y que además si necesitas algo o si algo no es de tu agrado pues ya te quejarás, pero que te dejen a tí decidirlo. No se sabe en base a qué raro conjuro, a partir de ese momento ya tu nombre queda grabado en la mente de todos los que trabajan en el hotel y oirás tu apellido cada vez que hagas un movimiento.

Ser mujer en México es otra cosa. En primer lugar, no puedes ir sola a casi ningún sitio. Yo he tenido la suerte de tener un chófer a mi disposición. Para mí, y de paso para el compañero que venía conmigo. Pero, por favor, no se te vaya a ocurrir abrir la puerta del coche tú sola !!!!, menudo esfuerzo !!!!. Para el coche y te tienes que armar de paciencia hasta que se baje algún varón de los que van contigo y se encargue de evitar que hagas el esfuerzo de tu vida, te abra la puerta, luego abra el maletero y te alcance el maletín con tu ordenador.
¿Y levantarte para ir al servicio en medio de una comida? es toda una aventura, porque te pones de pie y de repente, ves a todos los que están contigo levantarse al mismo tiempo. Y piensas, "oye, que la que voy a ir al servicio soy yo, o es que nos ha dado ganas a todos al mismo tiempo??? ". Te mueven la silla para atrás vaya que te canses, y ya te vas tú solita, llegas al baño mirando de reojo por detrás para asegurarte que de verdad los demás no tenían necesidad. Abres la puerta, y allí está una señora que te saluda amablemente, te acerca la toalla, te ofrece colonia y te da unos caramelitos, y te pregunta si "todo ha sido de tu agrado". -"Pues sí señora, pero en este momento le tengo que dar una mala noticia, y es que no estoy acostumbrada a venir con el monedero al baño, así que perdóneme usted, pero no le voy a poder dar una propina"- ....sales pensando, que de alguna forma, esa pobre señora contará lo ratas que somos las españolas, y que antes de irte, pues volverás al baño y esta vez le darás una propina doble. Pero llegas a la mesa y otra vez el ritual. Todos de pie !!!, vuelta a mover la silla para que te acomodes y te la puedan acercar. Con la mejor de tus sonrisas das las gracias pero en el fondo piensas "Déjame la silla en paz que me voy a pegar un trastazo de mucho cuidado. Jo, como voy a repetir esto dentro de un rato para volver al baño y darle la propina a la señora ????" Hay que decidir si quedar mal con esa pobre señora a la que probablemente no volverás a ver en tu vida, pero a la que le vendrían fenomenal las moneditas que le vas a dar, o volver a darle la plasta a la gente con la que vas y que tienes que volver a ver a la mañana siguiente. Está clara la decisión, "de aquí no me muevo hasta que no nos vayamos".
Esta amabilidad no es solo en la calle, todas las mañanas, cuando llegan al trabajo, se saludan uno a uno. No vale dar los buenos días, tiene que ser un saludo personalizado. Así que los diez primeros minutos son de besitos por aquí, besitos por allá. Y os aseguro que es estresante, porque tienes que recordar a quién has saludado ya y a quién no para no quedar fatal con nadie.
Pero fuera de todo esto, que vuelvo a repetir, chocan por inusuales en nuestros país, y para que no penséis que vengo "quemada" de allí, hay que decir en su favor, que en otras muchas cosas no dejan de sorprenderme para bien.

Primera reunión que tengo. Dieciséis personas convocadas. Me imaginaba la típica reunión eterna donde al final del día, nadie se ha enterado de nada, y no se ha llegado a ninguna conclusión. Pero claro, yo estaba pensando en una reunión de españoles, donde para empezar nadie llega a tiempo. Siempre faltan dos o tres. Se les encarga a alguien que vaya a buscarlos, y ese alguien se esfuma y tampoco vuelve. Normalmente tiene que ir un tercero que ya va con la consigna de que "haz el favor de coger a tus compañeros de las orejas si es necesario y traerlos, que todo el mundo tiene muchas cosas que hacer".

Bien, ya estamos todos en la mesa. Uno empieza a hablar, otro le interrumpe, sale un tercero que chilla más que los dos anteriores para hacerse oir, y mientras el resto se ha puesto a hablar con su compañero de al lado y de repente hay cinco o seis conversaciones paralelas. Al cabo de unos minutos cuando a alguien se le ocurre decir un "silencio", nadie recuerda de qué se estaba hablando. Nada, que hay que volver a centrar la reunión, recordar en qué punto estábamos y bla bla bla bla...., resultado: hemos perdido el tiempo.

Como esto pasa varias veces a lo largo de la reunión, llega un momento que todos están hasta el gorro, aburridos y deseando terminar, porque allí no hay quien se entere ni quien se centre. Así, bueno, pues las reuniones se eternizan y cuando sales después de un par de horas, piensas que para lo que hemos hecho, con quince minutos hubiera sobrado.

Mi sorpresa fue, que en una reunión donde la mayoría eran mexicanos, el orden es total. Se empieza después de los diez minutos de cortesía, y ya están todos preparados. Uno empieza a hablar y los demás se dedican a lo que tienen que hacer en ese momento: a escuchar. Nadie se interrumpe. Se espera hasta que el que habla termina, y por turnos se va tomando la palabra. Exite un moderador que se nombra al principio, y que en realidad no se estresa con su trabajo porque no tiene nada que hacer. Esto, os aseguro que funciona.
Así que bueno, vengo contenta de "haber hecho los deberes que tenía que hacer en tiempo y forma", de "sentirme reina por tres días", pero feliz de volver a mis costumbres, que repito no sé si son mejores o peores, pero son las que tengo arraigadas.

This Day in History