domingo, 29 de marzo de 2009

DE NUEVO, GANÓ LA GUERRA

Hoy con profunda pena hemos recibido la noticia de la muerte de un conocido. A pesar de ser solo conocidos, nos unían demasiadas cosas. La misma edad, la misma enfermedad, el mismo miedo.
Hemos pasado un día triste. Pasa siempre que nos enteramos que alguien ha muerto de esta enfermedad.
Ya he comentado en algunas ocasiones que en las salas de oncología, te suena la cara de la gente de verlos un día y otro, y de repente desaparecen y nadie pregunta nada. Yo solamente he preguntado en una ocasión. Era una chica joven, médico pediatra. Entraba en la sala, con su pañuelo en la cabeza, pero con una sonrisa en los labios. Dicen que en la sala donde se ponía la quimio, los demás pacientes le consultaban, aprovechando su condición de médico, y que siempre daba ánimos a los demás. De esta chica, solo conocíamos el nombre. Un día, leimos una esquela en el periódico, y todo indicaba que era ella. Discretamente pregunté a la enfermera de la consulta, que me lo confirmó, pero diciéndome "guarda silencio, por favor".
Es triste conocer a gente que intenta librar la batalla contra el cáncer y que no lo consigue. Se les ve pasar por la decadencia física que provoca la quimio. Por el cansancio sicológico de conocer la inferioridad frente al enemigo. Y en muchos casos, todo ese esfuerzo no sirve para nada. Se ganan batallas, pero la guerra no se termina.
En la distancia, hemos intentado seguir la enfermedad de este chico. No ha sido fácil. No nos querían contar mucho. Hoy tampoco. Me han dado la noticia de su muerte, con pena por él por supuesto, pero con mayor pena por tenérmela que contar a mi. No pasa nada, mensajero, de verdad....No se nos olvida ni un solo minuto del día que la cuerda que nos sujeta se puede romper en cualquier momento. Lo que no podemos es evitar que esto nos apene.
Hoy hemos pensado mucho en él, en su mujer y en sus hijas. Le hemos ofrecido una Misa que era ya lo único que podíamos hacer por él.
En este caso, si se han cumplido las estadísticas, lo malo es que a ese número si soy capaz de ponerle cara y nombre.
No sé si seré capaz de decírselo personalmente si algún día me encuentro a su mujer de frente. No creo que pudiera decirle nada. ¿qué consuelo le puedo dar si mi marido está conmigo y el suyo no? Desde aquí, aunque nunca lo leerá, me gustaría enviarle todas las fuerzas que necesite, que van a ser muchas.

sábado, 28 de marzo de 2009

TESTIMONIO DE UNA VIUDA DEL 11S

Jean Palombo se queda con diez hijos, el mayor tiene quince años

NUEVA YORK, 9 noviembre 2001 "Perdónales, porque no saben lo que han hecho". Estas son las palabras que pronuncia Jean, de 41 años, la esposa de Frank Palombo, de 46 años, uno de los heroicos bomberos de Nueva York que falleció en el atentado a las Torres Gemelas.

Jean, que se casó con Frank en 1982, se queda ahora sola con diez hijos. El mayor tiene quince años, la menor, Margaret, uno.

Frank pertenecía a la parroquia de San Columbano, en Nueva York, y formaba parte del Movimiento Neocatecumenal.

La mañana del 11 de septiembre me desperté totalmente alterada pues creía que estaba encinta – revela Jean en una entrevista concedida al semanario italiano Tempi--. Le dije a Frank: “No puedo otra vez, tan pronto, me volveré loca”. Frank me respondió: “No te preocupes por eso..., por cierto, ¿cómo le vamos a llamar?”. Me eché a reír. Siempre sabía cómo hacerme reír...

Después de dejar a los niños en el colegio, Jean oyó un estruendo y pronto escuchó rumores sobre el primer avión estrellado contra una de las Torres. Pronto aprendí en mi matrimonio que la mujer de un bombero no tiene que ver nunca el telediario cuando su marido está trabajando durante una desgracia, y es lo que hice --sigue contando Jean--.

En la noche comprendí que algo no había salido bien, pues no había llamado y nadie sabía dónde estaba su equipo. A medianoche supimos que estaban dispersos – añade--.

Algunos días después, supe que no estaba encinta.

El 2 de octubre volví al Ground Zero (la zona de las Torres Gemelas) con mis catequistas, y entonces fui capaz de volver a casa y de decir a mis hijos que su padre había muerto

La vida de Jean y Frank no siempre fue un idilio, confiesa la esposa. Hace diecisiete años había dejado la Iglesia, no quería hijos, mi matrimonio se estaba rompiendo poco a poco en pedazos. Frank me invitó un día a escuchar algunas catequesis. Le dije: Es lo último que haré en la Iglesia católica. Aquella noche pude ver el cristianismo en una pareja itinerante que esperaba a su cuarto hijo --confiesa--. Lo habían dejado todo: casa, carrera, su país, para anunciar el Evangelio. Pensé: Dios me ama tanto que ha suscitado en alguien este deseo para que yo pudiera escuchar la Buena Nueva. Al ver ese amor, comprendí inmediatamente que no tenía ese amor ni siquiera por mi marido --añade--.

Inmediatamente después, en una catequesis, escuché decir a Giuseppe (el catequista): Crees quizá que Dios es un monstruo para no dejarle hacer su voluntad en tu vida.... Me abrió la vida y hoy, con diez hijos, puedo decir que Dios conocía los deseos de mi corazón.

Ante la pregunta por lo que ahora experimenta Jean, tras la pérdida de Frank, responde: El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó. Bendito sea el Señor. Creo que Dios trabaja por el bien de quienes le aman. Este acontecimiento ha sido un gran mal. De todos modos, el amor de Dios a sobrepasado este mal. Al pensar en los terroristas, sólo puedo decir: Padre, perdónales, porque no saben lo que han hecho. Echo de menos de manera terrible a Frank y lloro mucho --confiesa Jean--, pero sé que seguirá ayudándonos desde el Cielo. Estoy pidiendo una intimidad más profunda con Cristo, pues estoy segura de que traerá frutos tan bellos como los que han surgido de mi intimidad con Frank.

Frank --concluye-- ha transmitido la fe a los niños y con frecuencia me consuelan con una palabra. Los niños son felices por el papá que tienen, pero echan de menos el no poder jugar con él, el no poder rezar con él, el no poder aprender con él, o no poder estar con él. Yo tengo miedo, pero me agarro al Señor. Ahora continuaremos, en la Iglesia, haciendo la voluntad de Dios.

Fuente: jovencristiano.org

viernes, 27 de marzo de 2009

MIS PROCESIONES MARIANAS

Empieza la Semana Santa dentro de pocos días. Es nuestra fiesta por excelencia. Tiene que tener de centro a Jesús: su pasión, su muerte y su resurrección.
Pero hay otra figura que tenemos que tener muy presente estos días. La Virgen, con todo su sufrimiento, siempre callada, siempre en segunda fila.
Dentro de siete días será ya el Viernes de Dolores. Soy muy mariana, los que me conocéis lo sabéis. Quiero mucho a la Virgen en sus muchas advocaciones. La de los Dolores es una de ellas.
Si habéis estado en Córdoba seguramente conoceréis la famosa Plaza del Cristo de los Faroles. Es una visita obligada. Una placita pequeña, empedrada, con la imagen del Cristo en un rincón. Pero a la mayoría de los visitantes se les pasa por alto dos iglesias que hay en esa plaza. Una la de "los Capuchinos" y otra "La Virgen de los Dolores".
Ahí precisamente, me casé, hará pronto veinte años.
El viernes 3 de abril será su procesión. Muchos años he estado un par de horas en esa plaza, esperando a que saliera la Virgen. ¡ una preciosidad!.
No os la podéis perder la próxima vez que vayáis a Córdoba.
En mi pueblo, Villanueva de Córdoba, para los que no lo sepáis, la procesión que más me gusta es La Soledad. El Viernes Santo, cuando el Santo Entierro ya está de vuelta en la iglesia, y la gente, engalanada, con sus mejores trajes, ya se ha olvidado de las procesiones, y se está tomando la cervecita, sale "la Soledad". A mi me encantaba acompañarla, porque realmente va muy sola. Han cerrado el sepulcro, y ya nadie se acuerda de la Virgen. Es una procesión muy modesta, pero preciosa, cargada de fervor. La echaba de menos.
Y digo la echaba, en pasado, porque este año, el Viernes Santo, no me voy a quedar sin procesión. Va a ser una mezcla, será el viernes, pero con la Virgen de los Dolores.
Y es que este año, por primera vez en el pueblo en el que ahora vivo, Pelayos de la Presa, saldrá la recién fundada Cofradía de la Virgen Dolorosa. Nos hemos juntado un grupo de mujeres, y sacaremos en procesión a nuestra Virgen.
Quiero que conozcáis algo más de estas tres advocaciones marianas. Aquí os dejo unos enlaces para que disfrutéis con ellos. Espero que os gusten tanto como a mi.
http://www.hermandadlosdolores.es/


http://www.villanuevadecordoba.com/semanasanta/semanasantaviernessoledad.htm


http://www.pelayos.org/grupos/0000009b230855605/index.html

miércoles, 25 de marzo de 2009

NERUDA

Hay muchos hábitos en nuestra vida que cambian con la edad. Por ejemplo, la necesidad de dormir. De repente notas que no necesitas diez horas de sueño para estar perfecto. O que levantarte a las 12 de la mañana te parece una pérdida de tiempo. Quiere decir que te estás haciendo mayor.

O los hábitos de comida. Cuando pasas una mala noche porque has comido un poquito más de la cuenta, quiere decir que te estás haciendo mayor.

Cuando después de más de dos copas, tienes un dolor de cabeza terrible la mañana siguiente, quiere decir que te estás haciendo mayor.

Un rato de la sobremesa de la cena, son las pastillas que toma cada uno, o las dolencias que tiene cada uno.....nos hacemos mayores.

Nos da una pereza tremenda cuando vemos a nuestros hijos salir a la calle a eso de las 12 de la noche, ý nosotros nos quedamos tan ricamente con el pijama puesto tumbaditos en el sofá, pensando que ya no tenemos edad para esas locuras.

Los gustos también cambian. Se nota en los colores de la ropa, en la altura de los tacones de los zapatos, en los largos de las faldas. Esto no sé si lo cambian los años, o es a causa de los años que decides cambiarlo.

Una de las cosas por las que noto que me voy haciendo mayor, es porque cada vez me gustan más los días nublados. Nací y me crié en Andalucía, tierra de sol por excelencia. Me deprimían los días nublados. Ahora, no sé si me gustan porque estoy deprimida, o porque me parecen más adecuados para el recogimiento.

Mis gustos literarios van cambiando. He pasado de leerme todas las novelas románticas que caían en mis manos, de los best-sellers tipo Premio Planeta, a autores menos frívolos, y a historias más reales, donde no siempre viene el príncipe azul a rescatar a la princesa.

También he descubierto la poesía. Más vale tarde que nunca. Ni siquiera en mi época de adolescente terminé de leerme el célebre libro de Becquer. Ahora me gusta, empiezo a entenderla.

Aquí de vez en cuando os dejo alguna poesía. Hoy os dejo una de Neruda que es una maravilla. Merece la pena escuchar la narración tranquilamente:





martes, 24 de marzo de 2009

TRES DESEOS

Tengo una amiga en el facebook, inglesa, que no conozco físicamente. Somos colegas en esta andadura de las enfermedades. Hoy, ella escribe:
"Si tuviera que pedir tres deseos: el número 1: que mi marido vuelva a tener salud; los números 2 y 3: no importan mientras que se cumpla el primer deseo ¿cuales son tus tres deseos?"
Yo he tardado treinta segundos en contestarle. Mi respuesta ha sido "los mismos que los tuyos"
Qué puedo yo desear a estar alturas.......una falda, una pulsera, un viaje a una isla exótica.... NO. ....Hay un momento de tu vida en que solo deseas lo realmente importante, y para mi ya ha llegado ese momento.
¿os animáis a decirme vuestros tres deseos?

domingo, 22 de marzo de 2009

PRIMAVERA

Terminamos el puente este maravilloso que hemos tenido. Cuatro días de no tener que estar pendiente del reloj. O mejor dicho, a veces si estamos pendientes incluso los días de fiesta, pero para actividades que no nos suponen ningún sacrificio.
Termina el puente. Quedan escasos minutos para que termine el domingo, y pereza, mucha pereza en las caras. No tenemos ganas que empiece la semana. Cincos días de trabajo, aunque luego, vienen otros cinco y....vacaciones de Semana Santa. ¿por qué se portaría tan mal Eva? por su culpa, Dios nos dijo que "nos ganaríamos el pan con el sudor de nuestra frente". Tipo castigo. Claro, ya lo digo yo, los ricos mira como no trabajan. O bueno, si trabajan no madrugan demasiado. Además, una cosa es ir a que te manden hacer y hacer y otra diferente ir a preguntar qué tal van las cosas y ver si tu cuenta corriente va subiendo o no.
Estos días, las carreteras de acceso a Madrid, totalmente colapsadas. El primer día, que justo era cuando se esperaba, no. Pero en los días intermedios, se ha debido mover medio Madrid en coche. Debe ser la crisis que no da para marcharse cuatro días, pero si para salidas de un día.
Hacía tiempo que no disfrutábamos de buena temperatura y de sol. Ha llegado la primavera. También llegan las alergias, las orugas procesionarias, los insectos.....es que esto no sale en las fotos, pero todo no es bonito en primavera.
Ya tenemos más horas de luz. Nos apetece más pasear. La ropa tiene otro colorido. Ya abandonamos un poco los grises y negros que a mi tanto me gustan. Porque yo era muy aficcionada a ir completamente vestida de negro, hasta que hace poco, una señora se acercó a mi a preguntar si había pasado algo y ya estaba de luto.....la misma señora que días después me dijo que es que quedarse viuda es una cosa horrorosa......y mucho más teniendo niños pequeños.... Inteligencia emocional que tiene la señora ¿verdad?. Que digo yo, que porque tengo el ánimo que tengo, que si no, aun en primavera escondería la cabeza para no ver el sol, como las avestruces.

viernes, 20 de marzo de 2009

DIA 19 DE MARZO, DIA DEL SEMINARIO

El Día 19 de marzo también fue también el Día del Seminario. Ps dejo una entrada que ha puesto un sacerdote amigo en su blog.

Hay un documento que parece que fue copiado por un monje en la edad media, manuscrito, que dice:

Un sacerdote debe ser:
Muy grande y a la vez muy pequeño,
de espíritu noble como si llevara sangre real
y sencillo como el labriego.
Héroe por haber triunfado de sí mismo
y hombre que llegó a luchar contra Dios.
Fuente inagotable de santidad
y pecador a quien Dios perdonó.
Señor de sus propios deseos
Y servidor de los débiles y vacilantes.
Uno que jamás se doblegó ante los poderosos
Y se inclina, no obstante, ante los más pequeños.
Dócil discípulo de su Maestro
y caudillo de valerosos combatientes,
pordiosero de manos suplicantes
y mensajero que distribuye oro a manos llenas.
Animoso soldado en el campo de batalla
y mano tierna a la cabecera del enfermo.
Anciano por la prudencia de sus consejos
y niño por su confianza en los demás.
Alguien que aspira siempre a lo más alto
y amante de lo más humilde…
Hecho para la alegría y acostumbrado al sufrimiento.
Ajeno a toda envidia.
Transparente en sus pensamientos.
Sincero en sus palabras.
Amigo de la paz.
Enemigo de la pereza,
Seguro de sí mismo.

Y termina el monje copiando, desde su extrema humildad:

Justamente lo contrario de lo que yo soy.


Ojalá todos los que sientan la vocación al sacerdocio, lleguen a ser sacerdotes como los que define este monje.

jueves, 19 de marzo de 2009

19 DE MARZO, DIA DEL PADRE

Hoy hemos celebrado San José, y además de esta fiesta, celebramos el Día del padre.

Yo perdí a mi padre demasiado pronto. Tan pronto que prácticamente no tengos recuerdos de él. Y a lo largo de mi vida han sido muchas las ocasiones que lo he extrañado. Muchas veces me he preguntado como hubiera influenciado en mi vida si no hubiera muerto. Nunca lo sabré.

Hay quien dice que las madres jugamos un papel fundamental en la famila. Yo no creo que sea más fundamental que el que representa la figura del padre. Somos complementarios. Por eso, Dios en su infinita sabiduría, hizo que fueran necesarios un padre y una madre para engendrar un niño.


Siento ir en contra de las tendencias actuales, pero nunca dije que fuera moderna. Para mi una familia comienza con dos. Un hombre y una mujer. Ya desde que empiezan los dos solos su andadura, se empiezan a fijar los roles de cada uno. Empiezan a llegar los niños, y aquí es donde verdaderamente cada uno se pone en el lugar que la madre naturaleza le tiene preparado.


Un padre puede ser modernos, cambiar pañales a los niños, levantarse por la noche cuando lloran, preparar los biberones,.....me parece muy bien, pero a pesar de todo, siempre seguirá siendo el cabeza de familia. Antes no entendía muy bien qué era esto de "cabeza de familia", pero voy cayendo en la cuenta. Las madres nos dejamos engatusar, con cuatro lagrimitas, ya estamos convencidas....Los padres ponen la cabeza donde a veces no la ponemos nosotras. Las madres tendemos a gritar, a pelear, y a ellos les basta una frase dicha en el tono adecuado para que todo vuelva a su sitio.
No os creáis que solo voy a hacer elogios a los padres, aunque sea su día. Creo que nosotras tenemos un papel fundamental, y muy difícil a veces. Y no es hacer la compra, o la comida, que eso es fácilmente delegable. Tampoco es dar besos y abrazo, eso se le da muy bien a los padres también. Gran parte de nuestra tarea en la vida familiar es conciliar. Esto sobre todo lo van a entender aquellas madres que tengan hijos adolescentes. En nuestras manos está a veces que comience una pelea familiar, ....., o que no termine. Madres que leéis esto, ¿no os habéis levantado un día nerviosas y ha estallado la guerra en vuestras casas?. Un día gritáis a vuestros hijos porque la camisa está en el suelo, y sin embargo, al día siguiente, que estás más contenta por lo que sea, no te importa nada. Piensas que es joven y tu la echas al cesto de la ropa sucia sin protestar. Anda, ser sinceras, y que tire la primera piedra la que esté libre de culpa.
Tenemos que tener empatía con nuestros hijos y con nuestros maridos, y hacer de sicólogas con unos y con otros para que el entendimiento sea mejor. A veces tenemos claro quien tiene la razón, pero también tenemos claro que en nuestra mano está que la conviviencia sea lo más llevadera posible.
Genéticamente ya somos diferentes desde que empezamos a sostenernos de pie. ¿por qué empeñarnos en eliminar esas diferencias? ¿por qué esta manía de querer negarle a los niños la experiencia de vivir con un padre y una madre?


miércoles, 18 de marzo de 2009

ASI ES MADRID

Hoy poco después de las nueve de la mañana estaba en la calle Orense.
Mi destino siguiente era el Hospital de Getafe. Bueno, pues manos a la obra. Y efectivamente me encuentro la obra, la de Santa María de la Cabeza. Ya no puedo hacerle caso al navegador, que de obras no entiende, y tomo rutas alternativas.
No sé como termino en el tunel de la M30, que según Gallardón, iba a servir para que no hubiera atascos. Después de haberlo sufrido hoy, puedo decir con conocimiento de causa que lo que ha servido ha sido para enterrar los atascos y que el helicòptero que informa de la situación del tráfico no los vea.
La señalización del túnel la debió de pensar un ingeniero que el día que lo explicaron faltó a clase. Los carteles están puestos de tal forma que cuando los ves, ya no te puedes incorporar al carril que debes.
Así que aquí me tienes, diez de la mañana y yo que iba en dirección a la carretera de Toledo, salgo a la carretera de Extremadura. Ahí tomo una salida que pone dirección Toledo y resulta que me mete en la M40 pero dirección La Coruña, porque está todo muy bien pensado. Digo yo, que si para hacer el cambio de sentido tienes que ir a diez kilómetros deberían de ponerlo en algún sitio.
Bueno, llego a mi destino a las 10,40h de la mañana y ya por supuesto con el piloto de la reserva de gasolina encendido.
Cuando salgo, vuelta a lo mismo. Yo muy diligente, tomo dirección a Madrid, y cuando ya voy a cruzar la M30 por arriba para tomar Santa Mª de la Cabeza, otra vez la dichosita obra. No hay opción, directa a la M30 que para variar está atascada.
Como ya no puedo más, me meto en la primera salida que veo y salgo a Usera. Una avenida, que entre paradas de autobuses, coches en segunda fila, y semáforos, tardo en atravesarla más de media hora.
Total que cuando llego otra vez a la calle Orense es ya la hora de comer.
No me lo puedo creer. He estado toda la mañana en el coche. Perdida, dando vueltas y a una velocidad de 20kms/hora de media. Y he hecho una gestión que ha durado veinte minutos. Y va mi hijo que viene conmigo al lado, y me dice que no entiende que me pasa y por qué grito.
Esto es Madrid un día cualquiera.
De Madrid al cielo, pero parece que habiendo conocido el infierno.

lunes, 16 de marzo de 2009

AYUDAR AL PROJIMO

Ayudar al prójimo.

Pero ¿como?

Si no te salen las palabras de consuelo.

Si aunque te salgan, ni tu mismo te las estás creyendo.

Si te bloquea ver la cara de sufrimiento de aquellos a quien quieres.

Si sabes que es imposible transmitirles un poco de esperanza.

Si entiendes perfectamente qué es lo que sienten.

Si su dolor es también mi dolor.




Si pudiera arrancarles de raiz tan solo un poco de ese dolor.

Si pudiera pintar una sonrisa en sus labios.

Si pudiera borrar de sus mentes algunos recuerdos.

Si pudiera hacer retroceder el tiempo y que el ayer no existiera.

Si pudiera asegurarles que el mañana volverá a tener luz.

Si pudiera convencerles de lo buena persona que son.


Solo entonces estaría convencida que le he prestado esa ayuda.

sábado, 14 de marzo de 2009

POEMA DE AMISTAD COMENTADO

Unos dicen que este poema a la amistad es de Borges. Otros que no. Da igual. Es una maravilla.
En azul el poema. En negro mis comentarios que van especialmente dirigidos a todos vosotros, familiares y amigos, que formáis parte de mi vida.
No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo escucharte y compartirlo contigo.
Sé de sobra que si estuviera en vuestra mano, me solucionaríais todos mis dolores. También sé que mis dolores, son vuestros dolores. Yo tampoco puedo hacer nada para remediarlos. Estar en el mismo barco une. Solo podemos intercambiarnos un inmenso cariño.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro. Pero cuando me necesites estaré junto a ti.
Mi pasado está bien como está. Ya es pasado. Solo para Dios no hay nada imposible. Tengo que confiar en Él y en el futuro que me tenga preparado. Si no es de mi agrado, me dará fuerzas para afrontarlo. Y esas fuerzas en el presente, me las da a través de todos vosotros, poniéndoos a mi lado.
No puedo evitar que tropieces. Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Los que me queréis no me decís solo aquello que quiero escuchar. Me decís la verdad, me guste o no me guste. Igual que un padre a sus hijos. Con gran cariño, y con el temor de hacerme daño. No os preocupéis.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos. Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
Lo sé. La palabra envidia está eliminada de vuestro vocabulario
No juzgo las decisiones que tomas en la vida. Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
Y a aceptar un no por respuesta, y a dejarme actuar cuando ya he decidido lo que quiero hacer, aunque vaya en contra de vuestra opinión. Gracias también por respetar mi momentos de soledad. Gracias por respetar mis silencios.
No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar, pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.
El apoyo incondicional es más que suficiente
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
Repito, mis penas son vuestras penas, por tanto no os dejan indeferentes. Nos ayudamos entre todos a pegar esos pedazos.
No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser. Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.
Gracias por aceptarme como soy. Por no querer cambiarme a pesar de mis defectos.
En estos días pensé en mis amigos y amigas, entre ellos, apareciste tu.
No esperaba menos
No estabas arriba, ni abajo ni en medio. No encabezabas ni concluías la lista. No eras el numero uno ni el numero final.
En la amistad no hay listas. Se es amigo y ya está. El que te necesita ese día, es el que está primero.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista.
A todos os quiero. A todos os necesito. No renunciaria a ninguno de vosotros. Cada uno de vosotros ocupa su lugar y su momento en mi vida. Todos sois igual de importantes. Si faltara uno de vosotros, ese lugar quedaría vacio.
Basta que me quieras como amigo.
Pues si, te quiero y mucho. Nunca lo olvides.

viernes, 13 de marzo de 2009

PRIMER VIERNES PRIMAVERAL

Termina otra semana laboral. Ya por fin es viernes. Es viernes 13, día de mala suerte en algunos paises. Pero para los españoles esto no cuenta. Es el tan preciado día que todos esperamos. Después tendremos dos días libres.
Disfrutaremos de la tarde libre de hoy, porque afortunadamente algunos, entre los que me incluyo, tenemos jornada intensiva. A pesar de llevar a cuestas el cansancio de toda la semana, solemos estar eufóricos, y dispuestos a pasarlo bien y disfrutar los días libres.
También disfrutamos de los sábados. Nos levantamos tarde, no hay prisa por desayunar corriendo y salir de casa. Es el mejor día de la semana. Ya hemos descansado, y tenemos en mente que todavía queda fin de semana por delante.
Los sábados promenten. Aperitivo, siestecita, y si no te quieres mover del sillón, ahí está Carmen Sevilla con su "cine de barrio" dispuesta a que puedas estar toda la tarde sin utilizar ninguna de tus neuronas. Te incorporas del sofá, a peinarse, y a tomar una copita con los amigos.
Llega el domingo, y ahí vuelve a empezar el bajón. Las tardes de los domingos, preguntes a quien preguntes suelen ser de lo más deprimentes. Ya no podemos disfrutarlas, pensando que quedan pocas horas para que vuelva a ser lunes, y otra semana por delante. En línea con las forma que tenemos de ver la vida. No disfrutar de lo que tenemos. Amargarnos pensando en lo que vamos a dejar de tener.
Y es que los domingos por la tarde, es cuando más nos damos cuenta de lo repetitiva que es nuestra vida. El lunes cada uno volverá a su trabajo. Tendremos el mismo atasco. Volveremos a hacer las mismas cosas. Volveremos a ver las mismas personas. Los mismos papeles encima de la mesa.... todo es una repetición.
Incluso los sitios de ocio. Mira que en Madrid hay sitios para todo. Cientos de cines, de restaurantes, de teatros....pues al final, te quedas con los cuatro o cinco a los que estás acostumbrado a ir, y el resto como si no existieran.
Yo pensaba que estas cosas me pasaban a mi por la edad. Una ya va cumpliendo años. Pero qué queréis que os diga. Me estoy dando cuenta que no son cosas de la edad. Que a los jóvenes les pasa lo mismo. O incluso peor. Lo que es una lástima. Porque, que nosotros ya estemos un poco hasta el gorro, pues vale, pero que los chicos estén ya cayendo en la desidia de la rutina,....pues es muy triste.
Hoy en Madrid además es un viernes un poco especial, porque después de un crudo invierno, hoy tenemos más de veinte grados, un sol radiante, y además se espera que sea así durante todo el fin de semana. Por tanto, lo que se espera es que las terrazas se llenen de gente porque somos como los caracoles, al primer rayito, todos al sol.
Buen fin de semana a todos !!!!!!

miércoles, 11 de marzo de 2009

EN HONOR A LAS VICTIMAS DEL 11 DE MARZO

Cinco años desde aquel 11 de marzo que pasará a la historia de España.
Recuerdo perfectamente ese día, las caras tristes de todos.
El silencio se apoderó de Madrid por un día.
Respirábamos tranquilos cuando íbamos teniendo noticias de personas que sabíamos que tenían que pasar por la estación de Atocha, cuando iban entrando por la puerta de la oficina, o llamaban para decir que no podían llegar pero que estaban bien.
Hubo momentos de mucha tensión porque las líneas de teléfono estaban colapsadas, la gente estaba ansiosa por tener noticias de sus conocidos.
En la oficina tuvimos puesta la tele toda la mañana. Entrábamos y salíamos de la sala con caras de desesperación.
Recibimos llamadas, faxes, emails de todas partes interesándose por nosotros y mostrando su solidaridad.
Decenas de esquelas al día siguiente en los periódicos. Familiares que recordaban a sus fallecidos, empresas a sus empleados. Daba terror abrir el periódico.
Yo tuve la gran suerte de no tener ningún familiar ni conocido directo víctima de este atentado. Si conozco a gente indirectamente. Sé por ejemplo de un sacerdote que perdió un brazo, el oído y que necesita ayuda sicológica desde ese día. Lleva cinco años sin poder hacer una vida normal, y quién sabe si algún día podrá volver a hacerlo.
Montones de familias que perdieron a sus seres queridos, o que quedaron con alguna secuela. Nosotros los recordamos hoy, y en cada aniversario, pero ellos lo recordarán todos los días de su vida. Para ellos no hay consuelo, ni el monumento de Atocha, ni el bosque de los cipreses, ni los homenajes de este día (con polémica incluida)......nada podrá hacerles recuperar el pasado.
La historia que cuenta La Oreja de VG en su canción de homenaje, puede que sea real.






martes, 10 de marzo de 2009

¿MATAMOS A ESTE NIÑO?

Nuestro gobierno dice que las niñas de 16 años están suficientemente capacitadas para decidir un aborto. Señores ministros, son las mismas niñas a las que no dejan comprar alcohol ni tabaco.
Las niñas de 16 años son suficientemente responsables para decidir si su hijo vivirá o no, y sin embargo no pueden conducir, no pueden salir al extranjero sin autorización de los padres.
Nuestro gobierno está muy sensibilizado con el tema del tabaco, y pone en las cajetillas que fumar en el embarazo provoca enfermedades en el feto. Señores ministros, ese feto es el mismo al que ustedes están autorizando a matar.
Nuestro gobierno nos quita puntos del carnet de conducir a los adultos, si se nos ocurre llevar a un niño sin el asiento homologado o sin abrochar el cinturón de seguridad, porque su vida corre peligro. Pero pasa nada si matas a ese niño antes de nacer.
Los menores de 16 años, según la ley no pueden ir a la cárcel, pero si pueden matar a sus hijos.
Los padres no podemos castigar a nuestros hijos, ni darles un cachete,...los traumatizamos. Pero parece que si tenemos potestad para no dejarles nacer.
¿por qué unos niños tienen derechos y otros no? os dejo una historia que es muy gráfica


Llega una mujer muy angustiada al consultorio de su ginecólogo y le dice:

-Doctor: por favor ayúdeme, tengo un problema muy serio. Mi bebé, este que tengo en los brazos aún no cumple un año y ya estoy de nuevo embarazada. No quiero tener hijos en tan poco tiempo, no puedo tener este niño, necesito un espacio mayor entre uno y otro...

El médico entonces le preguntó:

-Muy bien, entonces ¿que quiere que yo haga?

Ella respondió:

-Deseo interrumpir mi embarazo y quiero contar con su ayuda.

El médico se quedó pensando un poco y después de algún tiempo de silencio le dice a la mujer:

-Creo que tengo un método mejor para solucionar el problema y es menos peligroso para usted.

La mujer sonrió, pensando que el médico aceptaría ayudarla.

Él siguió hablando:

-Vea bien señora, para no tener que estar con dos bebés a la vez en tan corto espacio de tiempo, vamos a matar a este niño que está en sus brazos. Así usted podrá descansar para tener el otro, tendrá un periodo de descanso hasta que el otro niño nazca. Si vamos a matar, no hay diferencia entre uno y otro de los niños. Y hasta es más fácil sacrificar éste que usted tiene entre sus brazos puesto que usted no correrá ningún riesgo.

La mujer se asustó y dijo:

-¡No, doctor! ¡Que horror! ¡Matar a un niño es un crimen!

-También pienso lo mismo, señora, pero me pareció usted tan convencida de eso, que por un momento pensé en ayudarla

El médico sonrió y después de algunas consideraciones,vio que su lección surtía efecto.

Convenció a la madre que no hay la menor diferencia entre matar un niño que ya nació y matar a uno que está por nacer, y que está vivo en elseno materno.*

¡EL CRIMEN ES EXACTAMENTE EL MISMO!

*Tú, ¿sabes desde cuándo Dios te ama?* **¡Desde el vientre de tu madre. (Salmo 13)*

domingo, 8 de marzo de 2009

DIA DE LA MUJER TRABAJADORA

Hoy es el día de la mujer trabajadora.
Yo no debo ser trabajadora. Nadie me ha felicitado. Bueno, yo tampoco he felicitado a nadie.
Ya sabéis que estas cosas del feminismo no me van nada, así que si no hay día del hombre trabajador, ¿por qué tenemos nosotras día?...bueno, al menos la Ministra de Igualdad habrá tenido algo que hacer hoy porque no entiendo yo mucho, a qué dedicará su jornada laboral.
El caso, es que pensaba contaros la historia de por qué se celebra hoy. Y al buscar la información, me he tropezado con esta felicitación del Diario El Mundo. Y me ha encantado. Me parece que es por lo que las mujeres nos merecemos este día.


Motivo de celebración? 8 de marzo, día de la mujer trabajadora
Es decir, de todas las mujeres de este universo. Gracias por desempeñar un trabajo, por conservar a la pareja, por ser aceptada por los hijos, por ocuparse de infinitas labores para no aburrirse, por poseer tantos lazos creados, tantas dependencias heredadas y por alimentar tan mala conciencia por cuestionarse todas estas premisas.

¡QUÉ BIEN SE ESTÁ CONTIGO, SEÑOR!

En el Evangelio de hoy, Pedro le decía a Jesús, "qué bien se está aquí, vamos a hacer tres tiendas y nos quedamos". Bueno, no es literal, pero todos sabéis al pasaje de la Biblia al que me refiero.
El caso, es que Pedro en ese momento experimentó el placer de estar con Dios y solo con Dios. No quería volver. No quería volver a enfrentarse a los problemas, a los enfermos, a los que lo perseguían. Quería vivir en la paz que estaba disfrutando en esos momentos.
Sin embargo Jesús, le dice que no. Que se tienen que marchar. Que su sitio está allí abajo, donde los necesitan. Que no se pueden quedar allí.
Muchas veces nos puede pasar a nosotros esto. Se está tan bien sumergidos en el silencio de una Iglesia. Sentados delante del Sagrario.....no dan ganas de salir. Sabes que al cruzar la puerta, volverán a tu cabeza los mismos problemas que dejaste al entrar. Que vuelve el ruido, el que se escucha con los oidos y el que se escucha con el corazón.
Pero aquí está nuestro sitio, ya lo dijo Jesús. Hay que cruzar la puerta, con las pilas recargadas. Pero tenemos que ir al Sagrario a recargarlas.
En la parroquia de mi pueblo de residencia, tenemos la enorme suerte de tener cuatro días de Exposición del Santísimo. Es extraño ver la Iglesia con más de dos o tres personas haciendo una visita.
Tenemos tiempo para todo. Leemos prensa, vemos televisión, leemos libros, tomamos el aperitivo, trabajamos, ....pero es difícil encontrar quince minutos, no digo ya al día, a la semana, para hacer una visita al Santísimo. De vez en cuando debemos pararnos, y pensar a qué estamos renunciando.
¿Dejaríamos de visitar a un buen amigo que sabemos que está solo?

Os dejo esta oración del Padre Carmelita Caraud, que debía sentir una pena tremenda cuando veía solo el Sagrario.

¡QUÉ BIEN SE ESTÁ CONTIGO, SEÑOR!

¡Qué bien se está contigo, Señor, junto al Sagrario! ¡
Qué bien se está contigo!
¿Por qué no vendré más?
Hace ya muchos años que vengo aquí a diario
Y aquí te encuentro siempre, Amor Solitario,
Solo, pobre, escondido, pensando en mí quizás.

Tú no me dices nada ni yo te digo nada;
Si Tú lo sabes todo, ¿qué voy a decirte?
Sabes todas mis penas, todas mis alegrías,
Sabes que vengo a verte con las manos vacías
Y que no tengo nada que te pueda servir.
Siempre que vengo a verte, siempre te encuentro solo.

¿Será, Señor, que nadie sabe que estás aquí?
No sé, pero sé, en cambio, que aunque nadie viniera,
Aunque nadie te amara ni te lo agradeciera,
Aquí estarías siempre esperándome a mí.

¿Por qué no vendré más?
¡Qué ciego estoy, qué ciego!
Si sé por experiencia que cuando a Ti me llego
Siempre vuelvo cambiado, siempre salgo mejor.
¿Adónde voy, Dios mío, cuando a mi Dios no vengo?
¡Si Tú me esperas siempre!
Si a Ti siempre te tengo,
Si jamás me has cerrado las puertas de tu Amor.

¿Por qué no vendré mas si sé que aquí, a tu lado,
Puedo encontrar, Dios mío, lo que tanto he buscado
Mi luz, mi fortaleza, mi paz, mi único bien?
Si jamás he sufrido, si jamás he llorado, Señor,
sin que conmigo llorases Tú también!

¿Por qué no vendré más, Jesús?
¡Si Tú lo estás deseando, si yo lo necesito!
Si sé que no soy nada cuando no vengo aquí.
Si aquí me enseñarás la ciencia de los santos
Como aquí la buscaron y la aprendieron tantos,
Que fueron tus amigos y gozan ya de Ti.

¿Por qué no vendré más, si sé yo
Que Tú eres el modelo único y necesario
Que nada se hace duro mirándote a Ti aquí?
El Sagrario es la celda donde estás encerrado.
¡Qué pobre, qué obediente, qué manso, qué callado,
¡Qué solo, qué escondido... nadie se fija en Ti!

¿Por qué no vendré más ?
¡Oh, Bondad infinita!
Riqueza inestimable que nada necesita,
Y que te has humillado a mendigar mi amor.
Ábreme ya esa puerta, sea ésa ya mi vida,

Olvidado de todos, de todos escondida,
¡Qué bien se está contigo, qué bien se está, Señor!
Amén.

viernes, 6 de marzo de 2009

MORIR MATANDO

Cuando ya le habían diagnosticado el cáncer, un día le pregunté a Fernando Jiménez del Oso, gran amigo de Carlos, qué tal lo llevaba. Su respuesta me dejó desconcertada:

"Muy bien. Yo le hablo a mi cáncer, y le digo, tu verás, si yo me muero, tu te mueres conmigo"
Nunca más le volví a preguntar.

Unos meses más tarde, Fernando murió y con él, murió su cáncer.

Yo tuve el placer de conocerlo más, en su último año de vida, y tuve la suerte de tener largas conversaciones con él. Charlas que posteriormente lo han hecho irremplazable en su faceta de médico. Fue único e irrepetible.

Hoy me he tropezado casualmente con este video, y me ha hecho recordarlo.

Tenías razón Fernando, como en tantas cosas que me dijiste. El cáncer es un enemigo que muere matando.



martes, 3 de marzo de 2009

LA ECONOMETRIA Y EL BREVIARIO

¿Alguno de los que me estáis leyendo habéis estudiado alguna vez "econometría"? Yo en segundo o tercero de carrera, ya no me acuerdo.
El profesor llegaba a clase, llenaba la pizarra de números y fórmulas, de lo que el llamaba modelos econométricos. Acababa uno, y empezaba otro, y así pasaba la hora de clase. Nosotros copiábamos lo que él iba poniendo, con el agobio de perder un número o un signo, porque entonces, dichoso modelito no servía para nada.
Luego, yo estudiaba lo que había copiado, y como no me había enterado de nada, pues a aprendérmelo de memoria. Nada de razonamientos, creo que memoricé más que estudiando las asignaturas de derecho. No recuerdo si al final tuve un bien o un notable en esta asignatura. El caso es que aprobé a la primera. Pero a pesar de la nota, os prometo que cuando acabó el curso no me había enterado ni de qué iba la asignatura, ni para lo que servían esos modelos econométricos. Menos mal que jamás he tenido que utilizarlo. Al final con las reglas de tres, que aunque digan por ahí que son para torpes, yo me las apaño muy bien.
Bueno, pues quién me iba a decir que ya pasados los cuarenta me iba a enfrentar con otra cosa que me haría sentir "torpe como una mujer". Y ahora no son números, son letras. Es el breviario. Para los que no lo sepáis es el libro que se utiliza para rezar la liturgia de las horas.
Son cuatro tomos que hay que utilizar según el tiempo litúrgico que te encuentres. Hasta aquí vamos bien, porque de momento si sé distinguir, el tiempo de Cuaresma, Pascua, Adviento, Navidad y el tiempo ordinario que es todo lo que no está en lo anterior.
Cuando tienes el tomo apropiado, tienes que situarte en la semana que corresponda. Esto, bueno, a medias. Aquí me tropiezo con el tiempo ordinario que por ser el más largo del año, pues avanzas y retroces en las mismas semanas, y ya empieza el lío.
Suponiendo que estoy en la semana adecuada, viene el tema de la colocación de las cintas de colores. Hay una amarilla, otra verde, otra blanca, otra roja, y no sé si azul. El caso es que hay que colocarlas por colores en los himnos, en los salmos correspondientes, en la lectura, en las preces, en el día si es festivo...... y para colmo, hay que rezarlo siguiendo un orden, que no es el que por lógica sería, primero una, luego la siguiente.....no.....primero una, luego te saltas la segunda, y toca la tercera, vuelves a la segunda....... y yo ya llegado este punto no sé lo que estoy leyendo. Intento mirar al de al lado para ver qué página tiene abierta, pero con esto de ya ser mayor y que la letra es pequeña, pues no lo veo. Así que el de al lado, que se da cuenta, intenta decirme por dónde vamos y al final ni rezo yo, ni reza el de al lado.
Mi hijo me colocaba las cintas cada domingo. El martes ya las tenía hechas tal desastre que al final abría el libro al azar y rezaba lo que me salía, fuera Himno, Salmo, o lo que fuera. El ya ha desistido y dice que no me lo explica más. Otras personas después lo han intentado, y el caso es que me entero, pero cuando me enfrento a las cintas, nada, se acabó todo.
Menos mal que ahora hay unos programas estupendos en internet, que saben el día que es y en la pantalla del ordenador de forma ordenada va saliendo todo en un orden perfecto.
Aun así, no desisto. Yo soy muy pesada, y cuando quiero algo, lo consigo. Así que lo seguiré intentando, y el día que lo consiga creo que me sentiré con la misma sensación que el día que conseguí el aprobado de econometría.

Mt 11,25-30

Enfrente de mi casa de Madrid está la Basílica Hispanoamericana de Nuestra Señora de la Merced.
Todos los días cuando volvía a casa leía una enorme pancarta que estaba (y sigue allí) colgada en la fachada principal de la iglesia.
Junto a un rostro de Jesús, dice "Venid a mi todos los que estéis cansados y agobiados que yo os aliviaré".
Me gustaba leer esa frase. Efectivamente yo volvía después de una jornada laboral, unos días más cansada que otros. Y esa pancarta me invitaba a entrar en el templo y a poder descansar allí.
Pero el descanso que me ofrecía no era el descanso físico. Al fin y al cabo, los bancos de una iglesia no suelen ser cómodos. Me invitaba a otro tipo de descanso. Me invitaba a que entrara a hacer una visita a Jesús, a introducirme en el silencio que allí reinaba. Me invitaba al descanso del alma.
Y lo hacía muchos días. Antes de subir a casa, entraba. Y lo hacía arrastrada por la frase que acababa de leer. Entraba con todo mi cansancio y mis agobios, dispuesta a poder dejarlos en las manos del Señor.
Es cierto que cuando volvía a subir aquellas escaleras, mi carga era más ligera, y mis fuerzas estaban renovadas.
Mucho mejor que yo, lo dice S.José Mª en su libro Camino:
Me preguntas: ¿por qué esa Cruz de palo? -Y copio de una carta: "Al levantar la vista del microscopio la mirada va a tropezar con la Cruz negra y vacía. Esta Cruz sin Crucificado es un símbolo. Tiene una significación que los demás no verán. Y el que, cansado, estaba a punto de abandonar la tarea, vuelve a acercar los ojos al ocular y sigue trabajando: porque la Cruz solitaria está pidiendo unas espaldas que carguen con ella".
El Santo habla de una Cruz de palo. Solitaria. Cada uno de nosotros tiene que tener su propia cruz de palo, para ir poniendo allí los sufrimientos propios. Cristo ya estuvo en la cruz. Ahora nos toca a nosotros llevarla. Cada uno tendrá que llevar la suya propia. Pero cuando estemos agotados de cargar con ella, siempre podremos volver a decirle a Jesús que la cargue por nosotros. Estará dispuesto a ello y nos ayudará a llevarla, aliviando nuestra carga.
Probar a hacerlo. Os aseguro que funciona.

lunes, 2 de marzo de 2009

ANGELES

Cuando os sintáis las personas más desgraciadas del mundo, pinchar aquí y dedicarle unos minutos a escuchar el testimonio de esta mujer.
Son cuatro viedos en los que nos cuenta, como quedó paralítica, el sufrimiento de tener una hija casi al borde de la muerte, y como se quedó viuda.
Cuando la escuchas, piensas, como con todo lo que ha pasado, todavía puede mantener la sonrisa y las ganas de vivir.
Ella lo tiene muy claro. Cuenta como ha pasado, gracias a la cruz y al dolor, de ser una creyente más, de saber que Dios existía, a sentir que "Dios está en su casa" y que la ayuda día a día a través de ángeles que le envía y que la acompaña en este difícil caminar.
Yo sé muy bien de qué habla cuando nombra a "esos ángeles que Dios le envía ". Esos ángeles no tienen alas, ni van vestidos de blanco volando por el cielo. Son ángeles con manos para ayudarte, con hombros que prestarte para llorar, con bocas para alentarte, con grandes oidos para escucharte, con largos brazos para abrazarte, y con un corazón enorme para quererte.
A Dios no le podemos ver físicamente. No puede sentarse con nosotros a tomarse un café. Pero se sirve de tanta y tanta gente buena que de repente aparece en tu vida sin que sepas como, y se convierte en un fuerte bastón en el que apoyarte, o de aquella que siempre ha estado ahí pero nunca la has valorado lo suficiente.
Y nos pone a las personas adecuadas en el momento adecuado que nos dirijan como lo haría Él.
También hace al contrario. Todos aquellos ángeles negros que no nos convienen los aleja de nosotros. Por eso, no merece la pena pasar mucho tiempo pensando en tal o cual, lo mal que se ha portado con nosotros. Simplemente hay que pensar que no nos convendrían, y que lo mejor es aplicar esa frase de "de quien no tengas nada bueno que decir, es mejor no decir nada".

domingo, 1 de marzo de 2009

This Day in History